Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil detecta un aumento de plantaciones de marihuana en España

En una naves clandestinas tenían montado un negocio redondo. Gracias a técnicas de selección genética y producción intensiva obtenían cinco cosechas al año en este tipo de plantaciones que se han convertido en las más rentables para estos grupos criminales. Solo el año pasado la Guardia Civil se incautó de trescientas ochenta mil plantas y fueron detenidas dos mil personas de diferentes nacionalidades en la 'Operación Miller'. Reino Unido es uno de los principales receptores de la marihuana que se producía en España. Ya que allí el precio de venta se triplica. La Guardia Civil está investigando si además de un delito contra la Salud Pública, puede haber otro contra la trata de personas. En muchos casos la droga era cultivada por personas de origen asiático que podrian estar trabajando en condiciones de semiesclavitud. Investigan además un posible fraude económico a las compañías de luz y agua. Los dueños de las plantaciones se conectaban de forma ilegal al suministro para poder abastecer las plantas de marihuana sin costes.