Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HM Hospitales prueba con éxito los 'stents' bioabsorbibles para la angina de pecho y el infarto de miocardio

Los 'stents' bioabsorbibles, disponibles en HM Hospitales e indicados para el tratamiento de la angina de pecho y del infarto de miocardio, han superado con éxito las pruebas que se han realizado con ellos en las primeras intervenciones de la implantación de esta tecnología en los pacientes seleccionados.
Lo que consigue este tipo de 'stents' es restaurar el flujo sanguíneo al corazón de un modo parecido a un 'stent' metálico, con el avance y ventaja de que el bioarsorbible se disuelve en el cuerpo y deja un vaso que puede recuperar el movimiento y un funcionamiento más natural al no tener que depender de uno permanente, informan desde HM Hospitales.
De hecho, los 'stents' bioabsorbibles ahorran posibles futuros problemas en las personas por tener un cuerpo extraño dentro del cuerpo, además de que el vaso sanguíneo intervenido puede recuperar su estado inicial, permitiendo al enfermo acortar la duración del tiempo en el que tiene que tomar la medicación pertinente.
De este modo, HM Hospitales es uno de los pocos grupos hospitalarios en España que tiene y puede aplicar esta tecnología. Los pacientes que han superado con éxito estas primeras pruebas han sido seleccionados en la Unidad de Hemodinámica del Centro Integral de Enfermedades Cardiovasculares (CIEC) del HM Universitario Montepríncipe.
Los 'stents' bioabsorbibles se llevan comercializando desde hace poco tiempo en Europa y esto ha sido posible gracias a un programa de ensayos clínicos, el cual incluye cinco estudios en más de 20 países de todo el mundo.
En algunos territorios, como Estados Unidos, este tipo de 'stents' no han sido aprobados por el momento para ser comercializados, lo que ha propiciado que algunos pacientes hayan venido desde fuera de España para beneficiarse de esta tecnología en sitios como el CIEC.