Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HM Universitario Nuevo Belén pone en marcha una nueva consulta de Fisioterapia para la mujer embarazada

El Hospital HM Universitario Nuevo Belén ha puesto en marcha una nueva consulta de Fisioterapia para la mujer embarazada, con el objetivo de ofrecer una "asistencia integral" a estas mujeres, de "satisfacer sus demandas" y proponer tratamientos que "completen y den mayor calidad" a la asistencia obstétrica y ginecológica.
La fisioterapeuta Ana María Cruz Crespo será la que esté al frente de esta consulta y trabajará en coordinación con los equipos de ginecología de HM Universitario Nuevo Belén.
Durante el embarazo la mujer experimenta cambios físicos y la musculatura y las articulaciones del cuerpo se van adaptando para albergar al bebé y se preparan para el posterior momento del parto. Todos estos cambios y el propio aumento de volumen y peso pueden provocar molestias a la futura madre sobre todo en la espalda, aunque también a otros niveles.
Así, estos malestares han sido aceptados como una parte normal del proceso, pero los cuidados de un fisioterapeuta pueden resultar útiles para minimizarlas y también para preparar el cuerpo para que llegue en las mejores condiciones al parto.
De este modo, han indicado que la fisioterapia "ayuda a aliviar muchos síntomas de la embarazada, tales como dolores de espalda, dolor en el coxis, calambres en los gemelos y planta del pie, dolor en los brazos causado por comprensión nerviosa asociada con un incremento en el diámetro del pecho". También aseguran que es "muy eficaz en la prevención y el tratamiento de la incontinencia urinaria durante el embarazo y después del parto, provocada por la tensión de los músculos de la zona pélvica y el alivio del dolor perineal".
En este sentido, han explicado que algunos de los tratamientos de fisioterapia durante el embarazo son los masajes, que alivian tensiones, insomnios, dolores de cabeza, espalda y articulaciones, ayudan a hacer la digestión y regulan el sistema nervioso. También han dicho que el drenaje linfático manual alivia la sensación de pesadez en el cuerpo, cansancio y las piernas hinchadas, ya que favorece la asimilación de los líquidos retenidos.
También han apuntado como tratamiento la utilización del Cinturón Pélvico para el tratamiento de la diástasis de pubis; la incontinencia de orina causada por la comprensión vesical y la alteraciones del suelo pélvico, que puede mejorar con pautas de ejercicio y también de manera puntual con la utilización de dispositivos específicos; y el masaje del periné, que se usa para preparar la musculatura y la piel de esta zona con el fin de que estén más elásticas en el momento de la dilatación y el proceso del parto, que también sirve para prevenir la episitomía y los posibles desgarros.