Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El HUC participa en los dos primeros trasplantes cruzados renales que se realizan en Canarias

Los profesionales del Hospital Universitario de Canarias (HUC) han llevado a cabo los dos primeros trasplantes cruzados renales que se realizan en las islas, un procedimiento cuyos resultados obtenidos han demostrado que el 45 por ciento de las personas que se ofrecen a doñar un riñón pueden ser donantes.
En rueda de prensa, el Dr. José Manuel González Posada, coordinador médico de esta modalidad de trasplante, explicó que este proceso puede realizarse con dos o más parejas, formando cadenas y diferentes cruces (simples o a tres o más bandas) e incluso puede incorporar algún donante anónimo o 'buen samaritano', donante que dona un órgano a otra persona desconocida que necesita trasplante sin conocerla.
El primero de este tipo llevado a cabo en el HUC tuvo lugar a finales del año pasado gracias a una persona que se ofreció voluntariamente para doñar un riñón. Esta acción, señaló el Dr. González, supuso tres trasplantes renales en el Hospital Clinic de Bacerlona, Hospital Carlos de Haya de Málaga y el HUC, y tanto el donante como todos los receptores se encuentran en buen estado.
La donación del segundo trasplante surgió en Bilbao hace unos meses, el riñón viajó a Tenerife y desde este centro hospitalario partió un órgano de vuelta al Hospital de Cruces de Bilbao, beneficiándose así de dos parejas. En estos momentos hay dos nuevos casos en estudio.
El trasplante renal cruzado, tal y como detalló el Dr. González, está dentro de las posibilidades de trasplante de vivo, y se da cuando una persona que se ha ofrecido a donar un riñon a otra con la que tiene una relación genética o emocional es incompatible, bien por la incompatibilidad del grupo sanguíneo o porque ha creado anticuerpos contra los antígenos A, B o 0.
En estas dos situaciones, según el coordinador médico, "la posibilidad de trasplante es compleja y se busca otra pareja que sea compatible fuera de nuestro ámbito porque cuanto mayor sea el número de parejas en estos protocolos, más posibildad hay de encontrar un receptor".
El trasplante renal cruzado está centralizado en la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y cada tres meses se hacen los cruces. En el ultimo, que se realizó el 1 de octubre, salieron cinco ciclos de tres parejas, lo que significa quince trasplantes que se realizarán en los próximos meses, y un ciclo de dos parejas.
Otra posibilidad de trasplante renal cruzado, tal y como precisó el Dr. González, surge cuando hay una incompatibilidad del grupo sangúineo y las personas no quieren que se realice el cruce. Esta otra opción consiste en "lavar" la sangre de los anticuerpos contra los antígenos A, B o 0 y trasplantarse a un compatible.
INICIO DEL PROGRAMA
El programa de trasplante vivo en el Hospital Universitario de Canarias comenzó en 2007. Hasta entonces, tuvo que realizar quince trasplantes de donante vivo con buenos resultados para ser incluido dentro del programa nacional de trasplante cruzado.
En el Hospital Universitario de Canarias, esta modalidad de trasplante comienza por el estudio del donante --para ver si es idóneo-- y del receptor. Los resultados son remitidos a la ONT, que tiene un sistema estadístico que va puntuando cada uno de los parámetros y, posteriormente, se buscan las parejas para encontrar la idoneidad de posible homologación entre el donante y el receptor.
Según el Dr. González, los resultados internacionales indican que el 30% de las personas pasan este filtro, aunque en el HUC esta cifra está en el 45%, de tal forma que a fecha de hoy tiene estudiadas 178 parejas, se han hecho 52 trasplantes y ahora hay 30 parejas en proceso de trasplante de las cuales 9 se harán de aquí a final de año.
En cuanto al procedimiento, el especialista reconoce que no es complicado; sin embargo, aclara que hay que sincronizar "muy bien" el proceso porque la Ley de Trasplante permite al donante echarse atrás en cualquier momento sin que esto tenga ninguna repercusión para él.
"Por ello, se intenta que cronologicamente todo el proceso se empiece prácticamente a la misma hora y hay que poner de acuerdo a los distintos centros que participan en el procedimiento. Así, lo primero que se hace es enviar por vuelo regular los riñones, al igual que se hace en EEUU, y que la intervencion empiece en el mismo momento para que no nadie pueda echarse atrás", comentó.
En cualquier caso, apuntó que siempre se puede dar la posibilidad de que uno de los riñones se extraiga y no pueda implantarse y eso, dijo, "es otra opción a la que hay que buscarle una segunda posibilidad, pero en principio esto no se ha dado hasta ahora".
PERFIL DEL DONANTE
Por otro lado, comentó que si bien España y Canarias han sido durante muchos años los números unos en trasplante de donante fallecido, el perfil del donante ha cambiado, pues hace unos años el 40-50% eran fallecidos en accidente de tráfico. Asimismo, el año pasado Canarias fue la comunidad con menor número de donantes menores de 45 años, lo cual quiere decir que estamos consiguiendo donanciones de personas de 60, 70 y 80 años.
Según el especialista, "estos riñones no sirven para una persona joven, ya que un riñón es como cualquier aparato y tiene unas expectativas de vida, por lo que puesto en una persona joven, que le damenda mayor función, no resulta adecuado porque le va a durar menor tiempo de supervivencia".
Por último, destacó el trabajo de los profesionales del HUC que participan en este tipo de trasplante, pues "estamos hablando de introducir en un quirófano a una persona que esta sana, que se ha ofrecido voluntariamente a doñar un riñón, a la que se le han explicado los riesgos, entre los que se incluye la muerte (uno de cada 3.500 donantes de vivo fallece) y que puede tener otro tipo de complicaciones".
Por su parte, el gerente del Hospital Universitario de Canarias, Ignacio López Puech, quiso felicitar a la sociedad canaria "por la generosidad que viene demostrando desde hace muchos años, siendo una de las comunidades con tasas más altas de donación de órganos".
También quiso felicitar a los profesionales porque "son capaces de desarrollar este tipo de invervenciones de alta complejidad, donde hay que asegurar la integridad del donante", y a todo el Hospital "porque la existencia de este tipo de programas benefica al tipo de pacientes que reciben el trasplante, a los que les cambia totalmente la vida".
Finalmente, la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, felicitó a los profesionales que componen el equipo de trasplante del HUC y a la sociedad en general "por contar hoy con esta nueva alterntiva para las parejas que quieren llevar a cabo un trasplante renal y no lo puedan realizar por incompatibilidad".