Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre del niño atropellado en la cabalgata de Reyes pudo morir por causas naturales

Málaga cabalgatatelecinco.es

Agentes de la Policía Nacional han encontrado muerta a la madre del niño de seis años que falleció el pasado 5 de enero al ser atropellado por una carroza de la cabalgata de Reyes de Málaga capital, según han informado fuentes policiales. Las causas del fallecimiento no han sido precisadas, aunque todo parece indicar que se produjo por causas naturales. El cadáver ha sido encontrado en su domicilio y la familia ha negado que cerca de él hubiese alcohol y pastillas. El Cuerpo Nacional de Policía se ha hecho cargo de la correspondiente investigación.

Según informa Málaga Hoy, el cadáver de la madre del niño de 6 años atropellado en la pasada cabalgata de Reyes ha sido hallado en su domicilio, en la barriada malagueña de El Limonar.
La mujer sufría una dolencia cardíaca, de la que precisaba medicación. Fuentes judiciales atribuyen el fallecimiento a causas naturales.
La muerte del pequeño tuvo lugar pasadas las 17.30 horas del sábado día 5 de enero a la altura de la plaza del General Torrijos de la capital malagueña, cuando el menor fue atropellado por una de las carrozas cuando se disponía a coger caramelos. El niño fue atendido por personal del Servicio de Emergencias Sanitarias 061 pero no se pudo hacer nada por su vida.
La Fiscalía de Málaga ha decidido este mismo mes de abril adherirse parcialmente al recurso presentado por la familia del niño contra el archivo de la causa acordada por el juzgado encargado de investigar los hechos.
La familia del pequeño se personó a través de un letrado como acusación particular en esta causa y presentó un recurso contra el sobreseimiento provisional decretado, en el cual se solicitaba al juzgado la reapertura del caso.
El juzgado archivó la causa al no ver indicio de delito ni de falta en este caso; y señaló que, aun cuando pudiera existir una "falta de cuidado" por parte del conductor y del coordinador de seguridad, calificó ésta de "levísima, carente de entidad para configurar penalmente la falta de atención padecida".