Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallado el cadáver de una joven brasileña en un embalse de Ourense

El cuerpo sin vida de María Socorro da Silva, la joven brasileña de 26 años que estaba siendo buscada en aguas del río Avia, ha aparecido en el embalse de Cabanelas, en la provincia de Ourense. Un hombre de 48 años de edad fue sido detenido en Ourense por el homicidio de la joven. El presunto asesino ha confesado el crimen y que lanzó el cadáver al río Avia.
Agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil buscaba el cadáver de la joven desde esta mañana en aguas del río Avia, después de que R.F.A. confesase ser autor del homicidio y de arrojar luego el cuerpo al agua. El presunto autor de la muerte de la joven, que residía en el barrio de O Couto, en Ourense, donde ejercía la prostitución, fue detenido el pasado miércoles tras ser localizado por la Guardia Civil al recibir un aviso de su esposa sobre su intención de suicidarse.
Los agentes localizaron el vehículo de R.F.A. y a él mismo cuando se disponía a tirarse al embalse, y comprobaron que estaba implicado en una investigación del Cuerpo Nacional de Policía, por lo que procedieron a su detención. Según un comunicado de la Policía Judicial de Galicia, el detenido confesó haber matado a la joven -cuya desaparición fue denunciada el día 10 de febrero- y arrojarla posteriormente al agua en el río Avia, lo que desencadenó el operativo de búsqueda.
La desaparición de la víctima, M.S.S.O., natural de Brasil pero residente en Ourense, fue denunciada el pasado 11 de febrero en la Comisaría Provincial de Ourense, lo cual originó que la unidad de Homicidios y Desaparecidos abriese la denominada 'Operación Milenium'. Según informó en un comunicado la Jefatura Superior de la Policía, la línea principal de investigación se centró en el ambiente más próximo de la desaparecida, sobre todo en aquellas personas que contactaron con ella en la tarde anterior a su desaparición. CGS