Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos españoles entre los supervivientes del hundimiento de un barco en Indonesia

Un total de diez turistas, en su mayoría europeos y entre los que se hallan ciudadanos españoles, han sido rescatados tras el hundimiento de la embarcación en la que se desplazaban entre las islas indonesias de Lombok y Komodo, según han informado los servicios de rescate. Hasta 15 turistas, de los que se desconoce la nacionalidad, se encuentran desaparecidos.
Según han indicado fuentes del Ministerio de Exteriores, la Embajada española en el país asiático está investigando los hechos sin facilitar más detalles.
El Gobierno español está haciendo las indagaciones necesarias para averiguar si había más españoles a bordo del barco, a la espera de divulgar detalles sobre el estado de salud y la procedencia de los dos rescatados.
La embarcación colisionó a las 13.00 horas del sábado (8.00 hora peninsular española) contra una barrera coralina y finalmente volcó a las 19.00 horas, ha explicado el coordinador de la Oficina de Búsqueda y Rescate de Bima, Sruyaman, en declaraciones a la agencia de noticias oficial china, Xinhua.
"Cinco turistas han sido rescatados por marineros y otros cinco por otra embarcación. Los otros 15 están desaparecidos", ha indicado Suryaman. Los diez turistas rescatados eran de países europeos, pero los otros 15 no han sido aún identificados, según Suryaman.
La cadena británica BBC asegura, citando fuentes oficiales, que entre los desaparecidos hay diez turistas extranjeros y cinco indonesios. Según esta fuente, entre los supervivientes hay ciudadanos de Reino Unido, España, Francia, Alemania y Holanda.
El barco cubría una ruta entre Labuhan y Pulau Komodo en una zona en la que ya se encuentra activa una misión de búsqueda de los turistas en la que participan tanto rescatistas como voluntarios. El operador turístico ha apuntado a las malas condiciones meteorológicas en la zona.