Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan el cadáver de una joven brasileña en un pozo de tres metros de profundidad en Ourense

El cadáver de la joven María Socorro da Silva, estaba en el fondo de un pozo de tres metros de profundidad en el río Avia, en las proximidades de la presa de Cabanelas (O Carballiño), según han informado hoy a Efe fuentes de la investigación.
El cuerpo de la joven, de 26 años, de nacionalidad brasileña y residencia en Ourense, fue hallado por agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil, a las 18,00 horas.
El hallazgo se produjo después de que un equipo de buzos rastrease el cauce del río más abajo del lugar en que el se encontraba el cuerpo de la víctima y antes de que llegara al lugar un grupo especial de Operaciones de la Policía Nacional.
Poco después del ser recuperado el cuerpo sin vida de la joven, se personaron en el lugar miembros de la Policía Judicial y el forense, seguido de una ambulancia judicial.
En el lugar permanecen agentes de la Policía Judicial, el forense y miembros de Protección Civil, mientras que los equipos de buceo regresaron a su base en A Coruña.
El lugar en donde se encontraba el cuerpo esta situado a unos quinientos metros de la central de Cabanelas.
La desaparición de víctima, que ejercía la prostitución en Ourense, fue denunciada el pasado día 11, momento en el que se iniciaron las investigaciones, con la toma de declaración a las personas que habían mantenido contacto con María Socorro, entre las que figuraba el presunto autor, que había sido su último cliente.
En el día de ayer el presunto autor de la muerte de la joven, que estaba siendo investigado, intentó quitarse la vida arrojándose desde la presa de Cabanelas al vació, suicidio que evitaron agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado.
Posteriormente R.F.A de 48 años, natural de la provincia de Ourense, confesó que había sido el autor de la muerte de la joven, a la que posteriormente había arrojado al río Avia desde un puente.
A partir de ese momento los cuerpos policiales comenzaron a buscar el cadáver de María Socorro, que finalmente localizaron esta tarde.