Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan el cadáver de un joven maniatado y con bolsas de plástico en la cabeza

Las fuentes han señalado que si bien hay muchos indicios que apuntan a que se trata de un crimen, la Policía también está investigando la posibilidad de que se trate de "un suicidio en extrañas circunstancias". El juzgado ha decretado el secreto del sumario. 
El joven vivía en el piso en el que fue encontrado su cadáver, con la manos atadas a la espalda y varias bolas de plástico en la cabeza, afianzadas al cuello con un cinturón, encima de su cama.
Una de las hipótesis con las que trabajan los investigadores es que el autor o autores del posible crimen podían conocer a la víctima, ya que en el domicilio no había signos de violencia y la cerradura no estaba forzada. Tampoco había indicios que hagan pensar en la idea de un asalto cometido por ladrones, si bien la Policía mantiene abiertas todas las vías de investigación.
Según el diario granadino, hasta hace cinco años, el hombre formó parte de una secta muy vinculada a la heterodoxia hinduista, de la que le costó mucho desvincularse. Ahora vivía centrado en sus estudios de Geología en la Universidad de Granada.

KOD