Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan en un glaciar a una pareja perfectamente conservada que murió en 1942

Hallan en un glaciar a una pareja perfectamente conservada que murió en 1942Gtres

Se han encontrado en un glaciar los cuerpos congelados de una pareja suiza que desapareció hace 75 años en los Alpes suizos. Desaparecieron cuando fueron a ordeñar a sus vacas y, desde entonces aunque sin éxito, sus siete hijos no pararon de buscarles. Cuando la pareja encontró el glaciar, la pareja estaba abrazada, perfectamente conservada y con la vestimenta típica de la época.

Marcelin y Francine Dumoulin, padres de siete niños, habían ido a ordeñar sus vacas en un prado sobre Chandolin en el cantón de Valais el 15 de agosto de 1942, recoge The Guardian.
"Pasamos toda nuestra vida buscándoles, sin parar. Pensamos que algún día podíamos darles el funeral que merecían", dijo su hija menor, Marceline Udry-Dumoulin, de 75 años. "Puedo decir que después de 75 años de espera, esta noticia me da una profunda sensación de calma".
La policía de Valais dijo que dos cuerpos con documentos de identidad fueron descubiertos la semana pasada por un trabajador del glaciar de Tsanfleuron cerca de un telesilla sobre el complejo Les Diablerets a 2.615 metros de altitud.
Las pruebas de ADN se llevarán a cabo para confirmar su identidad. "Los cuerpos estaban acostados uno cerca del otro. Era un hombre y una mujer que llevaban ropa que databa del período de la Segunda Guerra Mundial", dijo al periódico Bernhard Tschannen, director de Glacier 3000.
"Estaban perfectamente conservados en el glaciar y sus pertenencias estaban intactas". Le dijo a la Tribuna de Ginebra: "Creemos que pueden haber caído en una grieta donde permanecieron durante décadas. Cuando el glaciar retrocedió, sus cuerpos cayeron".
Marcelin Dumoulin, de 40 años, zapatero, y Francine, de 37 años, maestra, dejaron a cinco hijos y dos hijas. "Fue la primera vez que mi madre fue con él en semejante excursión. Siempre estaba embarazada y no podía escalar un glaciar en difíciles condiciones", dijo Udry-Dumoulin.
"Después de un tiempo, los niños fueron separados y colocados en familias. Tuve suerte de quedarme con mi tía. Todos vivimos en la región, pero nos convertimos en extraños". Ella agregó: "Para el funeral, no usaré negro. Creo que el blanco sería más apropiado. Representa la esperanza, que nunca perdí".