Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Heridas leves 57 personas en el choque de dos trenes de cercanías en Madrid

Operativo montado por el SAMUR en las inmediaciones de la estación de Aluche (Madrid), donde el choque de dos trenes de Cercanías ha provocado 57 heridos leves, de los que doce han sido trasladados al Hospital Clínico. EFEtelecinco.es
Un choque entre dos trenes de Cercanías entre las estaciones madrileñas de Aluche y Fanjul, por el que RENFE ha abierto una investigación oficial, ha provocado hoy 57 heridos leves.
El accidente ha tenido lugar a las 7:40 horas de la mañana, al retroceder un tren y chocar con otro que se encontraba en la estación de Aluche, en la avenida de los Poblados.
Unas 1.200 personas viajaban en total en los trenes en el momento del incidente, siniestro por el que RENFE ha abierto una comisión de investigación, ha informado la empresa.
Según varios testigos del suceso, el tren de la línea C-5 que viajaba en dirección Móstoles no ha realizado parada en Aluche, por lo que uno de los viajeros ha accionado el freno de emergencia, lo que causó su detención.
Unos momentos más tarde, ha dado marcha atrás y ha chocado con el segundo tren que se encontraba parado en la estación.
El joven que accionó el freno ha manifestado que lo hizo porque "tenía que ir a trabajar" y porque el conductor, durante todo el trayecto, "estaba haciendo paradas raras".
En declaraciones a Efe, Pilar, que viajaba en el mismo vagón, ha asegurado que advirtió al joven que no debía frenar el tren, ya que "era demasiado tarde para bajarse", aunque él mantiene que otros viajeros le han animado a hacerlo.
El joven ha contado que, parado el tren, ha hablado por el interfono con el conductor, quien le ha preguntado qué quería y al que ha respondido que quería "ir a trabajar".
Otro de los testigos, que viajaba en el primer vagón del mismo tren y que ha sufrido un golpe en la rodilla, ha explicado que en su vagón la gente se ha puesto muy nerviosa, y que "algunos han tenido ataques de ansiedad", porque ya estaban "dentro del túnel".
Finalmente, los viajeros de este vagón han salido de éste, sobre las 8.30, a través de una pasarela instalada entre su tren y otro colocado en paralelo.
Nada más producirse el accidente, el cuarto que ocurre en las líneas de ese servicio ferroviario en la Comunidad Madrid en los últimos seis años, se ha activado el protocolo de Protección Civil, Seguridad y Emergencias Madrid, y se ha dado aviso a todos los servicios de emergencia.
Todos los heridos han salido por su propio pie de los trenes, según ha informado el jefe médico del operativo montado en el lugar del siniestro por el SAMUR, Francisco Prados, que ha indicado que la mayoría de las personas han sido atendidas por crisis de ansiedad, traumatismo y dolor cervical.
Fuera de la estación se instalaron dos hospitales de campaña, donde, dos horas después del accidente, continuaban siendo atendidos algunos heridos.
De los 57 heridos leves, once fueron trasladados al Hospital Clínico y uno al 12 de Octubre.
El director general de Cercanías de RENFE, Javier Pérez Sanz, ha informado de que el conductor del tren que ha dado marcha atrás está "emocionalmente afectado" y se le ha hecho la "revisión médica oportuna", aunque no ha querido hacer más declaraciones sobre los hechos, ya que forman parte de la investigación oficial.
Pérez Sanz ha dicho que es "prematuro aventurar cualquier tipo de causa" porque, de momento, sólo se conocen las "circunstancias del accidente", al igual que el responsable de CCOO en el sector ferroviario, Julio Huete, que ha explicado a Efe que no conviene aventurar explicaciones cuando aún se está investigando.
A consecuencia del suceso, se ha interrumpido el servicio de la línea C-5, entre Cuatro Vientos y Laguna, aunque RENFE espera poder restablecerlo a lo largo del día.