Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Herido un marroquí tras quemarse a lo bonzo en la frontera de Melilla por un problema de su hija con la Justicia

Un ciudadano marroquí residente en Melilla se ha quemado a lo bonzo en la frontera entre Melilla y Marruecos para denunciar un problema de su hija con la Justicia del reino alauí, según han informado fuentes policiales.
Los sucesos han ocurrido en el puesto fronterizo de Beni-Enzar cuando el hombre, de entre 35 y 40 años de edad y cuya identidad no ha sido facilitada, se prendió fuego con un mechero tras haberse rociado con gasolina. La acción ha ocurrido en la llamada "tierra de nadie" entre los puestos fronterizos español y marroquí, ante el control de documentación del Cuerpo Nacional de Policía.
Agentes de seguridad tanto de un lado como de otro de la aduana emplearon extintores para apagar las llamas que, en un principio, han afectado a un 20 por ciento del cuerpo del hombre.
Ambulancias del servicio de atención médica urgente del 061 llegaron a la frontera y trasladaron inmediatamente al herido al Hospital Comarcal de Melilla, donde ha quedado ingresado.