Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Perfil del ludópata 'online': Hombre, menor de 25 años con buena situación económica

El perfil de afectados por el juego problemático online en España es el de hombres jóvenes menores de 25 años, pero también de 35 años, con un estatus socioeconómico medio- alto, según revela un nuevo estudio sobre juegos de azar en España 2016 realizado por la Fundación Codere y la Universidad Carlos III de Madrid.

Según el informe, esta conclusión se extrae de la prolongada duración de las sesiones de juego o la elevada cantidad de las jornadas que se conectan unos 50.000 jugadores online, más de 300 días al año.
Lo ha dado a conocer este jueves 12 de mayo el profesor de Sociología, miembro del Instituto de Política y Gobernanza y socio de Estudio de Sociología Consultores José Antonio Gómez Yáñez, quien ha presentado el estudio en el Casino Gran Vía de Madrid.
En este sentido, Gómez Yáñez ha explicado que hay una incidencia superior a la del conjunto de la población en materia de juego problemático online, ya que afectaría a un 4 o 5% de los jugadores. Por esta razón, ha abogado por seguir manteniendo los controles y la regulación.
Además, ha detallado que no es un tema relacionado con otros problemas sociales económicos y ha precisado que en hogares con falta de recursos "no se juega", salvo en la Lotería de Navidad o la Primitiva porque son "juegos de ilusión".
No obstante, el profesor ha detallado que, en términos generales, España no tiene un problema social relacionado con el juego problemático, pues el porcentaje de población afectada de entre 18 y 75 años se sitúa entre el 0,1 y el 0,3% (34.200 y 102.000 personas), lo que supone una caída del 0,4% respecto a 2014. "No son una cantidad significativa", ha defendido, al tiempo que ha añadido que es un problema "sencillamente individual".
A juicio de Gómez Yáñez, en España no hay una incidencia del juego problemático porque se trata de una sociedad europea occidental, que no tiene una relación "inmadura o débil" con el juego y es consciente de que "jugar no es un modo de vida".
Por otro lado, el profesor ha señalado que este estudio muestra que el juego, como otros sectores del entretenimiento, ha salido del "punto más bajo de la crisis" y ha agregado que comienza a haber una tendencia a jugar más. Así, ha concretado que ha aumentado el juego en Lotería Nacional, El Niño, las Apuestas Deportivas, Juegos en Salones, Casinos y Bingo; mientras que ha descendido el juego en la Primitiva, Quinielas, Cupones de la ONCE y tragamonedas.
APUESTAS DEPORTIVAS
En 2015, el 70,5% de los jugadores online recordaba haber apostado en algún evento deportivo en los últimos dos meses, frente al 57,6% de 2014. En modo presencial, el 3,8% hizo apuestas deportivas, frente al 1,1% de 2012. El perfil de estos jugadores es eminentemente masculino (7,1% de hombres y 0,5% de mujeres).
Respecto a la Lotería Nacional, en 2015 tres de cada cuatro residentes en España de entre 18 y 75 años jugaron de manera presencial, 2,5 puntos más que en 2013. Respecto al Bingo, fueron 2,8 millones de jugadores, frente a los 2,6 del año 2014.
Sobre el perfil de los jugadores, el informe revela que el 75% de los jugadores online tiene un status socioeconómico medio o alto. Por comunidades, Madrid aglutina el mayor porcentaje de jugadores con un 20,1%, seguida de Andalucía (16,7%), Valencia (13,6%), Cataluña (13,3%) y Galicia (5,5%).
En relación con las actitudes y comportamientos generales en el ámbito online, se aprecian una normalización del acceso para la compra de loterías públicas; un cambio de perfil del jugador en días festivos o laborables; y que persiste la desconfianza hacia las webs de juego online.
En la presentación de este estudio han estado presentes también el profesor emérito de Ciencia Política y de la Administración y miembro del Instituto de Política y Gobernanza José Ignacio Cases; el director de la Fundación Codere, Germám Gusano; y Carlos Lalanda, del Centro de Estudios de Políticas y Legislación del Juego.