Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hospital 12 de Octubre instala en su azotea una caja-nido para una pareja de halcones

El Hospital 12 de Octubre de Madrid, en colaboración con la Asociación Española de Cetrería y Conservación de Aves Rapaces (AECCA) y el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), ha instalado una caja-nido para una pareja de halcones peregrinos en la azotea del edificio de hospitalización de adultos, situada en la planta 18, según ha informado el hospital en un comunicado.
La pareja de halcones fue descubierta a finales de 2012, lo que se puso en conocimiento de AECCA. Tras un año de seguimiento en el que se constató que no logró reproducirse, se propuso al 12 de Octubre instalar un nido para facilitar el nacimiento de nuevos halcones.
Tras un periodo de trabajo de un mes y medio coordinado por esta asociación, la iniciativa ha concluido con éxito. Los halcones se encuentran en periodo de incubación, pudiendo nacer pollos previsiblemente para mediados de este mes.
La iniciativa también ha incluido la instalación de una webcam abierta al público para facilitar su seguimiento y la obtención de imágenes en directo a través de la página web www.aecca.org.
En el caso de que los pollos nazcan, GREFA se encargará de su anillamiento científico, aproximadamente al mes del nacimiento, para poder hacer un seguimiento y conocer más detalles sobre su desarrollo, como longevidad, dispersión o cambios en los tamaños poblacionales de la especie.
Según informa el Hospital, la presencia de estas aves en el recinto contribuirá a controlar de forma natural la presencia de palomas y estorninos, cuya población urbana está creciendo en las ciudades a veces de forma descontrolada y debe ser especialmente cuidada en cualquier entorno sanitario.
AECCA ha asumido el coste total del proyecto. Los halcones peregrinos son una especie protegida, después de que en el siglo pasado estuviera en peligro de extinción en algunos países. Estas aves, exclusivamente ornitófagas (se alimentan de otras aves), pueden volar a gran altura y superar los 350 kilómetros por hora cuando se lanza en picado, tienen una vista 10 veces superior a la del ser humano y se emparejan de por vida.