Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hospital QuirónSalud A Coruña reduce su tasa de embarazos múltiples por reproducción asistida

El Hospital QuirónSalud A Coruña ha reducido en el último año a la mitad su tasa de embarazos múltiples en mujeres que se someten a tratamientos de reproducción asistida, pasando del 9,8 por ciento en 2014 al 4,3 por ciento en 2015.
Así se desprende de los últimos datos difundidos por la Unidad de Reproducción Humana Asistida del centro, que recuerda que en 2011 la tasa se situaba en un 16,7 por ciento y por ello fueron disminuyendo el número de embriones a transferir en estos tratamientos.
"Hace tiempo que somos conscientes de los riesgos que conllevan los embarazos múltiples", según ha destacado Roque Devesa, responsable de la Unidad, que recuerda que la media nacional estaba en 2014 en un 24 por ciento, según datos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).
Además, la Unidad de Reproducción Humana Asistida del Hospital Quirónsalud A Coruña, que alcanzó en el 2015 los 300 ciclos, ha hecho una fuerte apuesta por la transferencia única y actualmente entre el 85 y 90 por ciento de las transferencias son de un solo embrión.
Para garantizar el éxito de la transferencia de un único embrión es imprescindible contar con un buen sistema de cultivo embrionario que permita el desarrollo de los embriones hasta el estadío de blastocisto (día 5 posfecundación), y contar con un buen programa de criopreservación (congelación) embrionaria que permita conservar con total garantía los embriones de buena calidad que no se vayan a transferir.
Este buen resultado ha sido gracias a la experiencia acumulada del equipo multidisciplinar de la Unidad, así como a la dotación tecnológica como el 'Embryoscope' adquirido en el año 2011, un incubador con sistema "time lapse" que permite observar el desarrollo de los embriones garantizando a su vez unas condiciones de cultivo estables.