Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hospital Severo Ochoa celebra este martes su XI Maratón de Sangre

El XI Maratón de Donación de Sangre del Hospital Universitario Severo Ochoa se celebrará este martes de 9 a 20.30 horas, con el objetivo de superar las 98 donaciones que se alcanzaron en la edición celebrada en primavera.
Según ha informado el centro en un comunicado, las donaciones se recogerán en Banco de Sangre, planta baja Zona C, de 9 a 20.30 horas de manera ininterrumpida.
Con motivo de la iniciativa, se colocará un camino de puntos rojos y de globos desde la entrada principal del Hospital hasta Banco de Sangre que servirá para guiar a los donantes hasta el lugar en el que se lleva a cabo la donación.
Cada donante podrá dejar mensajes escritos en los globos que ayuden a resaltar la importancia de regalar sangre a quienes más la necesitan, un gesto individual y solidario que puede salvar hasta tres vidas. También habrá obsequios para ellos, además del obligado avituallamiento que se entrega tras la donación, en este caso, un vale para canjear en la cafetería.
El Severo Ochoa lleva organizando maratones de sangre desde 2009 en los que se han realizado casi 700 donaciones. La celebración de estos maratones está pensada para recoger donaciones de ciudadanos y profesionales del centro hospitalario y para concienciar a todos de la importancia de regalar sangre, tan necesaria por ejemplo para un paciente que se ha sometido a una intervención quirúrgica, en tratamientos para pacientes con cáncer o después de un grave accidente de tráfico.
El Hospital Severo Ochoa recuerda que los requisitos para ser donante son tener más 18 años y menos de 65, pesar más de 50 kilogramos, no padecer ni haber padecido enfermedades transmisibles por vía sanguínea, pasar un pequeño reconocimiento médico, que incluye la toma de la tensión arterial y la determinación del nivel de hemoglobina, así como un cuestionario con preguntas sobre salud, y no estar en ayunas.