Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hospital de Talavera desarrolla terapias de desensibilización en niños alérgicos a la leche y huevo

La Unidad de Alergología del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha conseguido un éxito cercano al 100 por cien en la aplicación de procedimientos de desensibilización en niños alérgicos a la leche y huevo del Área de Salud.
Estas terapias introducidas por el doctor Alvaro Moreno Ancillo, especialista en Alergología, consisten en administrar de forma paulatina y bajo control estricto, dosis crecientes del alimento en cuestión, después de haber llegado a un correcto diagnóstico. Estos procesos requieren de tiempo, pericia y experiencia por parte de los facultativos, y no están disponibles de forma rutinaria en todos los hospitales, ha informado la Junta en nota de prensa.
Según indica Moreno Ancillo, "las alergias alimentarias y el asma son muy prevalentes durante la infancia, y se ha observado un claro aumento de las reacciones anafilácticas graves y potencialmente mortales en relación con alimentos como la leche, el huevo, las frutas y los frutos secos". Estas reacciones graves, según el facultativo, condicionan la calidad de vida de los niños alérgicos y de sus familias, dificultando especialmente su socialización.
En paralelo a ese incremento de persistencia y severidad de la alergia alimentaria, la Unidad de Alergología del Hospital de Talavera desarrolla estas pautas de inmunoterapia oral con alimentos para corregir esta grave situación y proteger la vida de los niños alérgicos en edades comprendidas entre los 3 y los 12 años.
Desde 2009 ya se han tratado con este procedimiento cerca de un centenar de niños con alergia persistente, 43 niños con alergia a huevo, 40 niños con alergia a proteínas de leche de vaca y 9 niños con alergia a ambos alimentos.
El 10 por ciento de los pacientes había presentado reacciones extremadamente peligrosas antes del protocolo. Tras culminar el procedimiento adecuadamente, todos alcanzaron una dosis suficiente para mejorar su calidad de vida, protegiéndoles de futuras reacciones graves. Los protocolos se siguen aplicando en los nuevos pacientes que lo van precisando.
El tratamiento requiere de una estrecha relación entre el médico, los pacientes y sus padres ya que, según explica Ancillo, "los incrementos de dosis se administran en el centro hospitalario con periodicidad semanal, pero los pacientes deben mantener una ingesta diaria de la dosis en su domicilio".
Esto obliga a facilitar una total disponibilidad del facultativo, a través del teléfono y mediante correo electrónico, para aclarar las dudas que surjan durante el tratamiento.
ASOCIACIÓN
Los continuos desafíos clínicos y humanos que ofrece la patología alérgica en nuestros días han llevado a Ancillo a poner en marcha la Asociación de Investigación en Alergia y Asma de Talavera de la Reina.
Esta asociación nace con un enfoque multidisciplinar, ya que cuenta con la participación de profesionales de Atención Primaria, y está interesada en la promoción de la investigación clínica y epidemiológica de las enfermedades alérgicas y el asma, y en la difusión entre los ciudadanos de Talavera de la Reina y su comarca de los conocimientos que se generen en estos campos.
Para facilitar la comunicación, la asociación ha puesto al servicio de los ciudadanos un blog donde poder dejar comentarios y preguntas sobre las enfermedades alérgicas y el asma: http://investigacionalergiayasmatalavera.blogspot.com/