Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hospital de Valdepeñas incorpora nuevos equipos que le permiten analizar las muestras del screening

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha dotado al Laboratorio de Análisis Clínicos del Hospital de Valdepeñas de los equipos necesarios para realizar la parte analítica de las pruebas de screening combinado a las que se someten todas las embarazadas en el primer trimestre de gestación, sin necesidad de tener que enviar estas muestras a un laboratorio externo.
En nota de prensa, el Sescam ha explicado que el test de screening o cribado consiste en la realización de una ecografía obstétrica y un análisis de sangre para identificar, en función de los marcadores bioquímicos y los datos ecográficos, a aquellas embarazadas con una mayor probabilidad de ser portadoras de un feto afectado por una anomalía cromosómica como el síndrome de Down o trisomía 21, presencia de tres cromosomas 21.
Las muestras obtenidas se remitían al laboratorio externo de referencia, pero a partir de ahora se analizarán en el propio hospital valdepeñero, de tal forma que el servicio de Ginecología dispondrá del resultado analítico en el momento del estudio ecográfico y podrá cotejar ambas pruebas para calcular 'in situ' el riesgo prenatal.
Que estos análisis los efectúe el propio hospital permite ganar tiempo y control sobre todo el proceso, acelera el diagnóstico del ginecólogo y, lo que es más importante, aporta un beneficio psicológico para la gestante al evitarle días de inquietud e incertidumbre.
El Laboratorio del Hospital de Valdepeñas atendió el año 2015 las peticiones analíticas de 107.504 pacientes. El 28 por ciento procedían de la urgencia hospitalaria, el 36 por ciento de los distintos centros de Atención Primaria del área de salud y el resto fueron atendidos en la sala de extracciones del hospital, por la que pasan diariamente unas noventa personas.