Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ensayo en fase de III demuestra la eficacia de lesinurad (AstraZeneca) en pacientes con gota

El ensayo 'Light', de fase III, ha demostrado la eficacia de lesinurad, de AstraZeneca, en el tratamiento de pacientes con gota. En concreto, la investigación estudia el potencial de lesinurad en monoterapia en una pequeña población de pacientes con gota que son intolerantes a uno o ambos inhibidores de la xantina oxidasa, alopurinol y febuxostat.
Por ello, lesinurad se está estudiando como inhibidor selectivo de la reabsorción de ácido úrico (SURI, por sus siglas en inglés) que inhibe al transportador URAT1, normalizando la excreción de ácido úrico y reduciendo el ácido úrico plasmático (sUA, por su siglas en inglés).
De esta forma, los pacientes tratados con lesinurad en monoterapia tuvieron mayor probabilidad de experimentar aumentos de la creatinina plasmática y acontecimientos adversos renales, incluidos acontecimientos graves, en comparación con los pacientes que recibieron placebo. Asimismo, otros acontecimientos adversos frecuentemente notificados en pacientes tratados con lesinurad en monoterapia fueron diarrea, náuseas y estreñimiento.
"Los resultados preliminares demuestran la eficacia de lesinurad en monoterapia, y proporcionan importantes datos de seguridad en una pequeña población de pacientes que no pueden tomar inhibidores de la xantina oxidasa. Aguardamos a los resultados de los tres ensayos restantes en fase III que están investigando lesinurad como terapia de combinación con inhibidores de la xantina oxidasa. Creemos que la terapia de combinación, que se dirige tanto a la producción como a la excreción de ácido úrico, puede ser un modo eficaz de tratar a pacientes con gota que no alcanzan los objetivos del tratamiento con los inhibidores de la xantina oxidasa solos", ha comentado el vicepresidente ejecutivo para el desarrollo global de medicamentos y director médico, Briggs Morrison.