Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El INSS reconoce enfermedad profesional por silicosis a un trabajador ya fallecido

La dirección provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de Bizkaia ha reconocido que la silicosis por la que R.H.C. falleció en abril de 2013 tiene su origen en una enfermedad profesional, según ha informado CC.OO. de Euskadi.
En un comunicado, el sindicado ha explicado que R.H.C. trabajó durante la práctica totalidad de su vida laboral en diversas empresas del sector de la construcción, siendo las últimas de ellas Construcciones Zabaldu SL y Construcciones Ilargi SL.
Como consecuencia de este reconocimiento, la viuda del trabajador y una de sus hijas van a ver incrementadas las pensiones de viudedad y orfandad, respectivamente, que venían percibiendo hasta ahora, al subir la base reguladora mediante la que se calcularon las mismas.
CC.OO. de Euskadi ha indicado que, dado que el trabajador trabajó en varias empresas, alguna de ellas desaparecida, el INSS se ha hecho cargo de este incremento en la pensiones.
Por su parte, el responsable de salud laboral de CC.OO. de Euskadi, Alfonso Ríos, ha hecho un llamamiento a todas las personas de sectores que trabajen con exposición a polvo de sílice, e incluso a sus familias, en el caso de que los trabajadores hayan fallecido, para que se reclamen las afecciones pulmonares como profesionales.
CC.OO. de Euskadi, sindicato que presentó las oportunas reclamaciones ante el INSS en el caso de R.H.C., ha destacado la importancia de que se haya reconocido este caso de silicosis como enfermedad profesional y que las prestaciones hayan tenido el consiguiente incremento, puesto que "ya ha habido diversos reconocimientos de enfermedad profesional en sectores como marmolerías y fundición, pero no así en el sector de la construcción".
El sindicato ha reclamado que en todas las empresas de construcción se lleven a cabo evaluaciones higiénicas para valorar si se sobrepasan los límites ambientales de presencia de sílice en el ambiente, puesto que en el sector "existe un incumplimiento generalizado de esta obligación legal", que CC.OO. va a denunciar "allí donde la detecte o donde se la comuniquen los trabajadores".