Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU cree que una de las primeras iniciativas que debe abordar el Congreso es un pacto de Estado contra violencia machista

IU-Unidad Popular, a través de su Área Federal de Mujer, en el Congreso cree que una de las primeras iniciativas que debe tramitar el nuevo Congreso de los Diputados es "abordar la violencia machista a través de un Pacto de Estado, "tal y como reivindica el movimiento feminista y ha reclamado IU desde el primer momento".
IU-Unidad Popular, a través de su Área Federal de Mujer,
en el Congreso cree que una de las primeras iniciativas que debe tramitar el nuevo Congreso de los Diputados es "abordar la violencia machista a través de un Pacto de Estado, "tal y como reivindica el movimiento feminista y ha reclamado IU desde el primer momento".
"La violencia de género es una violación de los Derechos Humanos y engloba a toda la sociedad. Esta lacra forma parte de la estructura social, por lo que erradicarla de una manera seria y eficaz pasa por un Pacto de Estado que llevamos planteando décadas", subraya desde el Área Federal de Mujer su coordinadora Amaia Martínez.
Según defiende, es "imprescindible" cambiar la actual normativa y se amplíe la "estrecha definición" de violencia de género incluida en la norma en vigor, "ya que sólo es objeto de desarrollo la violencia ejercida por tu pareja o ex pareja".
INCORPORAR OTRAS FORMAS DE VIOLENCIA
A su juicio, también se debe ampliar el ámbito de definición y de desarrollo de la llamada 'Ley Integral', incorporando otras muchas forma de violencia contra las mujeres como la económica, la violencia laboral, sexual, publicitaria, prostitución, entre otras.
A su juicio, sólo en la medida en que la que se conside la violencia de género como una violencia estructural se estará en el camino correcto para trabajar y luchar por su erradicación.
En este sentido, ve también "imprescindible" también acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres. Según defiende, abordar ese pacto de Estado pasa por corregir las carencias legales de medidas directamente vinculantes sobre prevención y sensibilización, tanto desde la esfera pública como en la privada.
"Se necesitan acciones directas y estructurales, que deben contar con una dotación económica suficiente e inmediata. Así se podrían abordar nuevos programas de actuación más eficaces destinados a la prevención, sensibilización, educación e intervención, de forma realmente integral", concluye.