Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Identifican variantes genéticas que predisponen al paro cardíaco

Científicos estadounidenses han identificado variantes genéticas que predisponen al paro cardíaco, lo que abre la puerta a desarrollar nuevos tratamientos contra las palpitaciones irregulares que suelen provocarlo, según publica hoy en internet la revista "Nature Genetics".
Dos estudios independientes dirigidos por Christopher Newton-Cheh, del hospital general de Massachusetts, y Aravinda Chakravarti, de la universidad Johns Hopkins, localizaron diez nuevas regiones del genoma que contienen variantes comunes que se asocian de forma significativa con los intervalos entre los latidos del corazón.
Estas asociaciones se hallaron cerca de genes considerados como moduladores de la actividad eléctrica de ese órgano, como canales de iones de sodio y potasio, o cerca de genes que se cree podrían estar involucrados en el crecimiento y desarrollo de las células cardíacas, la regulación de la tensión sanguínea y la liberación de calcio.
Las palpitaciones irregulares suelen asociarse con disfunciones cardíacas severas.
Así, los paros cardíacos están relacionados con el tiempo que transcurre entre los latidos del corazón, de forma que si es mucho o demasiado poco aumenta el riesgo de palpitaciones irregulares, que a su vez causan interrupciones en la señalización eléctrica y química necesaria para un corazón sano.
Los expertos señalan que es importante precisar el mecanismo que rige la actividad de esas variantes comunes para poder desarrollar tratamientos que mantengan y mejoren la función cardiovascular.