Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Identifican a 18 mujeres víctimas de tráfico de personas en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona

Entidades de acogida exigen medidas para proteger a las mujeres refugiadas y detectar el tráfico
La Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado (CCAR) y el programa Sicar cat han alertado este lunes de que se han detectado 18 casos de mujeres con indicios de ser traficadas en el Aeroport de El Prat de Barcelona desde julio de 2013, de los que ocho casos han tenido lugar en 2016, el último este fin de semana.
Lo ha explicado en rueda de prensa la coordinadora de Sicar cat, Rosa Cendón, que con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra este martes, ha exigido que se impulsen mecanismos de detección de indicios de tráfico de seres humanos, ante el aumento de mujeres y niños entre los refugiados, que este febrero han superado el número de hombres adultos, según Unicef.
En 2015 España ha recibido la cifra más alta de mujeres solicitantes de asilo, el 39% del total, ante lo que la portavoz de la CCAR, Pascale Coissard, ha solicitado que se incorporen directivas europeas de procedimiento y acogida que permitan más garantías a las migrantes, que se enfrentan a graves riegos de sufrir violencia y abusos sexuales.
CCAR y Sicar cat, que pertenecen a Asil.cat, han requerido la entrada en vigor del reglamento de la Ley de Asilo, pendiente desde 2009, así como la aprobación de una Ley integral para víctimas de tráfico de seres humanos.
VÍCTIMAS DE TRÁFICO
Cendón ha lamentado que, a pesar de que los delitos de tráfico pueden ser condenables solo con indicios, hay "cierto descrédito" para las mujeres víctimas de trafico sexual, dada la incapacidad de contrastar la información que estas pueden aportar --como el hecho de haber sido explotadas sexualmente durante el camino--, y la falta de coordinación internacional entre cuerpos policiales.
Ha criticado que no existen las mismas garantías en el Aeropuerto de El Prat y el de Barajas, en Madrid, porque mientras en este último hay presencia de la Cruz Roja, en Barcelona no hay entidades especializadas que acompañen a los cuerpos policiales cuando se activa el protocolo de tráfico de personas, un hecho que dificulta la detección y que han llevado a la Defensora del pueblo estatal.
También han detectado casos de malas prácticas por parte de abogados de oficio, a los que se asignan estos casos a pesar de no contar con formación específica, y han solicitado más "proactividad" en materia de asilo, para que éste se ofrezca y no sea solo bajo petición.
MEDIDAS POR DESPLEGAR EN CATALUNYA
Han alertado de que en Catalunya quedan medidas propias para desplegar, como la Ley 5/2008 del derecho de las mujeres a erradicar la violencia machista, que también comprende el tráfico y explotación sexual, la mutilación genital femenina y la violencia derivada de conflictos armados, entre otros temas.
También han reprochado que el plan de protección internacional de Catalunya y el protocolo de protección de las víctimas de tráfico de seres humanos --en vigor desde 2014 y 2013 respectivamente-- no han contado con un presupuesto que permitiera su despliegue.
Catalunya ha visto crecer un 66% las peticiones de asilo en 2015 --con 1.302-- respecto al 2014 --con 782--, entre las que hay un 37,6% de mujeres y hasta 50 sirias, --41 en Barcelona, 8 en Girona y una en Lleida--, pero han señalado que pueden haber más.