Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Iglesia de L' Aquila (Italia) pide a los ladrones que devuelvan la reliquia con la sangre de Juan Pablo II

El arzobispo de L'Aquila (Italia), monseñor Giuseppe Petrocchi, ha pedido a los ladrones de la reliquia que contiene la sangre de Juan Pablo II que la devuelvan a la Iglesia, en una nota publicada después de que se conociera la noticia del robo de la reliquia del beato del Santuario de San Pietro della Ienca.
"A los autores de esta acción despreciable, que se abran a la luz del Evangelio y devuelvan cuanto antes a la Iglesia aquilana la reliquia de nuestro Protector, que pronto será elevado a los altares", indica.
En cualquier caso, confía en los Carabinieri y en los órganos que están llevando a cabo la investigación sobre esta "profanación" que, según precisa, "ofende profundamente a la conciencia religiosa y civil del pueblo".
Así, monseñor Petrocchi hace una "clara condena" de este hurto "mezquino y sacrílego", aunque asegura que crece en él la esperanza de que encuentren pronto la "preciosa" reliquia y sea restituida para la devoción de los peregrinos.
La reliquia con sangre del Papa Juan Pablo II fue sustraída la madrugada del domingo de la iglesia de San Pietro della Ienca, en L'Aquila, en la región de Los Abruzzos, donde estaba custodiada.
Más de medio centenar de agentes con perros especializados en la búsqueda de personas han peinado los alrededores de la pequeña iglesia de San Pedro en busca de la ampolla que contiene la sangre del Pontífice, según informaba este lunes la edición digital de La Repubblica.
El robo fue descubierto por Franca Courier, la hija del presidente de la asociación cultural San Pedro Ienca. Tras entrar en la iglesia de piedra se dieron cuenta de que faltaba el relicario de oro y un crucifijo.