Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los detalles del informe que cambiaron el rumbo del caso de los niños de Córdoba

Este lunes se conocía que dos informes periciales afirman que los restos hallados en el fuego son de dos menores de las edades de Ruth y José. Estos análisis suponen un duro golpe, ya que desde el principio en análisis de la policía forense determinó que se trataba de pequeños animales y por tanto se descartó que Bretón hubiera quemado a sus hijos, hipótesis que coge fuerza.

En estas imágenes aparecen los huesos que según el informe del experto antropólogo Francisco Etxeberría, pertenecen a dos niños, uno de dos años y otro de seis, las mismas edades de Ruth y José.

Entre los huesos se pueden apreciar las vértebras de uno de los pequeños, fotografiadas sobre el escenario de la hoguera. Algunos de los huesos son muy pequeños, pero todos ellos se encuentran catalogados.

El antropólogo también localizó varios huesos petrosos, pertenecientes al cráneo, eso quiere decir que los huesos pertenecen a dos cuerpos diferentes. También existen diversas piezas dentales pertenecientes al menor de seis años. Todas las piezas se encontraron en la misma posición, por lo que el antropólogo ha determinado la posición en la que se quemó el cuerpo.