Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputada una pareja que condujo ebria desde Torremolinos hasta Málaga

Al parecer, el coche que llevaba la mujer golpeó diversos bordillos, por lo que cedió el volante al hombre, que también estaba borracho
La Policía Local del distrito Carretera de Cádiz ha imputado a un hombre y una mujer, de 35 y 27 años, respectivamente, por presuntamente conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas desde el municipio malagueño de Torremolinos hasta la capital.
Los hechos tuvieron lugar a mediodía del pasado 4 de octubre cuando en la avenida Gregorio Diego de la capital los policías localizaron el vehículo que había circulado por medio de la carretera, obstaculizando el tráfico.
Al lado del coche había un hombre, quien manifestó que era el conductor y que había intentado aparcar el vehículo sin éxito, según ha informado la Policía Local en un comunicado. Los agentes apreciaron síntomas "inequívocos" de estar bajo los efectos de bebidas alcohólicas y también observaron que la luna delantera estaba fracturada desde el interior, por lo que le preguntaron si conducía acompañado de otra persona que pudiese encontrarse herida.
Tras varias indagaciones, los agentes descubrieron que iba acompañado de su pareja y que ésta, presuntamente, también habría conducido el vehículo, teniendo que dejar de hacerlo, al parecer, debido a que iba en 'zig zag' y golpeaba los bordillos, pudiendo comprobar los policías locales tras localizarla que también estaba ebria.
Al parecer, la rotura de la luna delantera podría haberse producido por una discusión entre ambos, que llevó al individuo a golpear la misma con los puños y quebrarla, presentando, de hecho, los nudillos erosionados.
Ante tales hechos, los policías locales procedieron al traslado de ambos hasta dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga, donde se les practicaron las correspondientes pruebas de alcoholemia.
El hombre arrojó un resultado positivo de 0,81 y 0,73 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en primera y segunda prueba respectivamente, quedando detenido y siendo puesto a disposición judicial durante esa misma tarde. Por su parte, la mujer dio positivo con 0,54 y 0,51, quedando imputada, no arrestada, como presunta autora de un delito contra la seguridad vial.
En cuanto al turismo, fue trasladado al depósito municipal por grúa, quedando a disposición de su propiedad, toda vez que hubiesen desaparecido los efectos que motivaron su inmovilización.