Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputado por homicidio por imprudencia el padre del niño que murió atacado por un pit bull

El padre del pequeño de 23 meses, Iago R.M, muerto por el ataque de un pit bull en Pontevedra, ha sido imputado por un presunto delito de homicidio por imprudencia. Óscar R.R., padre del niño, es el propietario del perro y se encuentra en libertad a la espera de ser citado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Redondela, que abrió diligencias para determinar si existe alguna responsabilidad penal por el trágico suceso. Además del padre del pequeño Iago, también prestó declaración la madre del menor. Antes lo habían hecho sus abuelos maternos, en cuya finca de la parroquia de Mosteiro en Pazos de Borbén tuvo lugar la muerte a dentelladas del niño.






No cumplía con la normativa






Carecían de la licencia necesaria






Declaraciones de la familia












El adiestramiento es clave








RSO