Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputan un delito de imprudencia temeraria a la madre del niño alemán fallecido en Córdoba

La Guardia Civil, en el momento de localizar el cuerpo. Foto: EFEtelecinco.es
La autoridad judicial ha imputado un supuesto delito de imprudencia temeraria por muerte a la madre del niño alemán de cinco años de edad, cuyo cadáver fue descubierto el viernes en un paraje natural de Espiel (Córdoba). Los resultados de la autopsia determinaron que el fallecimiento fue a consecuencia de un fallo multiorgánico derivado, a su vez, de un golpe de calor o una fuerte deshidratación.
Según confirmaron fuentes de la Benemérita, la madre del niño se encuentra bajo vigilancia en el Hospital Reina Sofía de Córdoba capital, donde sigue ingresada. No obstante, las fuentes precisaron que tras tomar declaración a la mujer en la tarde de este sábado, ésta se encuentra en libertad con cargos.
Los forenses culminaron este sábado la prueba de autopsia practicada al cuerpo del niño, descubierto en un paraje cercano al pantano de Puente Nuevo, en Espiel.
Según el resultado de la autopsia, que además confirma plenamente la identidad del menor, en su muerte no mediaron circunstancias violentas, por lo que habría fallecido como consecuencia de un fallo multi orgánico derivado de un golpe de calor o una fuerte deshidratación.
Los hechos
El Instituto Armado tuvo conocimiento en la tarde del pasado martes 20 de julio, a través de una llamada telefónica de la Policía Local de Espiel, de que había sido localizada en el pueblo una mujer de nacionalidad alemana que se encontraba desorientada y que presentaba magulladuras y arañazos, así como signos evidentes de deshidratación, sin poder precisar las causas de su estado ni el paradero de su hijo.
Los datos obtenidos a través de lo manifestado por esta persona permitieron a la Guardia Civil saber que hacía aproximadamente una semana había salido de Alemania para disfrutar de unas vacaciones de verano en España, conduciendo un turismo Opel Astra familiar, color gris plata, matrícula de Alemania EN-T-5869, en el que viajaba supuestamente en compañía de su hijo de cinco años.
 Colaboración ciudadana
Asimismo y fruto de la colaboración ciudadana, la Guardia Civil pudo saber que en la tarde del pasado domingo 18 de julio había sido vista en compañía de un menor pescando en el pantano de Puente Nuevo y que el pasado lunes día 19 había solicitado auxilio de varios ciudadanos tras haber sufrido avería el vehículo en el que viajaba.
Tras tener conocimiento de ello, la Guardia Civil, además de establecer un dispositivo de búsqueda y localización del referido vehículo en la zona en donde se habían obtenido indicios de que pudiera encontrarse, también inició gestiones con los familiares de esta persona para ratificar que con ella viajaba el citado menor, confirmando los familiares que el menor siempre iba acompañado de su madre.
Fruto del dispositivo establecido, la Guardia Civil localizó a primera hora de la noche del pasado martes el turismo en la zona del Santuario Virgen de la Estrella, mientras que el cadáver del pequeño ha sido encontrado este viernes.