Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indemnizada una paciente por olvidar durante 16 años una broca en su cadera

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado al Servicio Madrileño de Salud (Sermas) a indemnizar con 90.000 euros a una mujer por olvidar en el interior de su cuerpo durante 16 años una broca de cinco centímetros cuando fue intervenida de la cadera en el Hospital Universitario de La Princesa.
Según informa la Asociación El Defensor del Paciente, esta mujer era portadora de dos prótesis de cadera y en mayo de 1990, dado que una de ellas se había colapsado, fue preciso operarla para proceder a su sustitución en dicho hospital.
En el posoperatorio se observaron complicaciones en la cicatrización, así como supuración por la parte inferior de la herida. Además, la paciente insistía en que notaba algo dentro de su pierna, a lo que los facultativos hicieron caso omiso, prescribiéndole antibióticos y cultivos periódicos para controlar la evolución de la infección.
Dicho tratamiento se prolongó durante años, hasta que en febrero de 2001 la mujer volvió a ser intervenida para retirarle la prótesis de la cadera derecha debido a una infección.
El 27 de julio de 2005 fue diagnosticada de osteomielitis peri-protésica en la cadera izquierda en el Hospital de La Princesa, y el 12 de agosto de 2006 fue atendida de urgencia en Cáceres porque sufría fuertes dolores y se había producido la rotura de la piel, apareciendo un objeto metálico que hubo de ser retirado manualmente y que resultó ser una broca de cinco centímetros de largo.
La mujer tuvo que recibir tratamiento psiquiátrico debido a la depresión y a los trastornos de ansiedad que le produjo esta situación. La paciente ha pasado 16 años con gran malestar y fuertes dolores de rodilla, teniendo que someterse a constantes controles hematológicos debido a procesos infecciosos. IM