Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indemnizado por el tiempo que pasó en prisión por ser homosexual

Antonio fue encarcelado a los 17 años. Pasó en la prisión varios meses por ser homosexual. Una vecina le denunció. Durante el régimen de Franco ser homosexual era considerado un delito. Ahora Antonio se ha convertido en el primer español indemnizado por aquella injusticia. 
Dice que la satisfacción personal, tras tres décadas de lucha, es inmensa. Gracias a la Ley de Memoria histórica el Gobierno le va a indemnizar con 4.000 euros.
A pesar de su alegría dice que el horror de la cárcel no se olvida. Pasó por tres prisiones distintas: Valencia, Madrid y Badajoz. "Es horrible el ruido al cerrarse las puertas", comenta. "Había muchos delincuentes muy peligrosos y asesinos".
En 2000 también fue el primer español que pudo romper su ficha de peligrosidad social, que le consideraba un delincuente por su condición social. Ahora unas 200 personas en todo el país han solicitado indemnizaciones.