Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Infanta Elena acompaña a su exmarido Jaime de Marichalar en el funeral en honor a su madre

Su Alteza Real la infanta doña Elena acudió al funeral en memoria de su ex suegra Concepción Saénz de Tejada, madre de su ex marido Jaime de Marichalar, ya que quiso estar al lado de la que fue su familia. La misa coincidió en el tiempo con el funeral de Estado por el primer presidente del Gobierno de la democracia, Adolfo Suárez, que han presidido los Reyes junto a los Príncipes de Asturias en la catedral de la Almudena.
Dieciocho días después de su fallecimiento, amigos y familiares continúan honrando la memoria de condesa de Ripalda, madre de Jaime de Marichalar y ex suegra de la infanta Elena, a través de distintos funerales, tanto en Madrid como en Soria, donde residió hasta su muerte.
Ayer la iglesia de los padres jesuitas, San Francisco de Borja, situada en la madrileña calle de Serrano, acogió el funeral de doña Concepción que murió a los 85 años de edad el pasado en el hospital La Paz de Madrid, donde cuatro días antes había sido ingresada tras sufrir un ictus cuyas secuelas finalmente no pudo superar.
Ignacio de Marichalar con su mujer, María Fernanda Fontcubuerta y sus dos hijos mayores, Luis y Mencía. Álvaro de Marichalar llegó solo. El hermano de Jaime de Marichalar acaba de separarse de su mujer, Ekaterina. Por lo que respecta a Jaime, estuvo acompañado de su hijo Felipe Froilán, que llevaba corbata negra en señal de luto. Los otros hijos de la condesa de Ripalda, Luis, Ana y Amalio, no faltaron.
El funeral congregó a familia, amigos y conocidos de Concepción Sáenz de Tejada. Entre los amigos de la familia que acudieron a dar el pésame a los hijos de la condesa de Ribalda figuraban Esperanza Aguirre; Luis Alfonso de Borbón con su esposa Margarita; Carmen Martínez Bordiú; Nati Abascal; Pitita Ridruejo con su esposo, José Manuel Stilianopoulus; Carolina Tieu; Simoneta Gómez Acebo; Marisa de Borbón; Beatriz de Orleans; Miriam Lapique con su marido Alfonso Cortina; Fernando Martínez de Irujo; Paloma Segrelles y la duquesa Fernandina, entre otros.
Tras el funeral, Jaime de Marichalar abandonó la iglesia de la mano de su hijo Felipe Froilán. La gran ausente fue su hija Victoria Federica, y es que la niña está estudiando fuera de España. Padre e hijo se marcharon a casa en el mismo coche.
Doña Elena se fue sola. Como nos tiene acostumbrados, iba muy elegante toda de negro con abrigo y foulard también negro. Llevaba su rostro oculto bajo oscuras gafas de sol.
Las cenizas de la abuela paterna de los dos hijos de doña Elena, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, descansan desde el pasado 15 de marzo en el panteón que posee la familia en el templo románico de Santo Domingo de Soria, situado a un centenar de metros de la casa solariega de los Marichalar, el palacio de los San Clemente. Reposa junto a su esposo, Álvaro de Marichalar y Bruguera, fallecido en 1978 y con quien tuvo seis hijos, entre ellos Jaime de Marichalar, ex marido de la infanta Elena de Borbón con quien se casó en la catedral de Sevilla en 1995.