Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ingenieros forestales denuncian que los bosques españoles están "abandonados" por la falta de inversión pública

Los bosques españoles están "más abandonados que nunca" porque la inversión pública destinada a ellos se ha reducido más de un 50 por ciento en los últimos tres años, según los ingenieros forestales, que advierten de la necesidad de mejorar la prevención ante el riesgo de incendios.
Con motivo del día de su patrón, San Francisco de Asís, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales y Graduados en Ingeniería Forestal y del Medio Natural ha afirmado en un comunicado que ni los bosques ni los parques y jardines de las ciudades están siendo "atendidos como merecen".
A la falta de inversión pública en la gestión sostenible de los bosques, que "pone en peligro la conservación del patrimonio natural y contribuye a rebajar la calidad de vida de los ciudadanos", se une la ausencia de incentivos fiscales o financieros que favorezcan la inversión de los propietarios forestales privados, según la agrupación profesional.
Entre las dificultades a las que se enfrentan los bosques, los ingenieros mencionan su debilitamiento ante incendios, plagas y enfermedades y el impacto de la acción humana --como la contaminación atmosférica y el cambio climático--, así como los cambios de cultivo y la retirada de vegetación leñosa, la presión urbanística, la necesidad de infraestructuras y el turismo rural incontrolado.
AUTOPROTECCIÓN FRENTE A INCENDIOS EN LOS MUNICIPIOS
En cuanto a los incendios forestales, el Colegio Oficial considera que constituyen "una lacra tremenda en España muy difícil de erradicar", a pesar de las técnicas de prevención y las técnicas de extinción empleadas. Para combatirlos reclaman "un mayor compromiso por parte de las administraciones competentes a nivel de prevención, tanto en medios tanto humanos como económicos".
En este sentido, los ingenieros señalan la necesidad de que los municipios cuenten con planes de autoprotección frente a los incendios, ya que en los últimos cuarenta años han proliferado urbanizaciones y viviendas en plena naturaleza "sin contar con normas y planes urbanísticos que obliguen" a aplicar ese tipo de medidas.
"Por el aumento de la masa forestal sin ningún tipo de gestión, cientos de miles de ciudadanos viven en una situación de riesgo para sus vidas y sus bienes", han subrayado.
Por último, han lamentado que más del 70 por ciento de la inversión pública se destine a mantener los servicios de extinción de incendios mientras que a las labores de gestión diaria en los montes --como repoblaciones, tratamientos selvícolas, restauración hidrológico forestal para evitar riadas y prevención y lucha contra las plagas y enfermedades-- se dedica solo una cuarta parte.