Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ingresa en prisión un varón de 21 años por agresión sexual y abusos sexuales continuados a menores en Vitoria

Un varón de 21 años edad ha ingresado en prisión por la supuesta comisión de un delito de agresión sexual y varios de abusos sexuales continuados a menores en Vitoria. Un total de cinco menores han presentado denuncia y se cree que podría haber otras dos víctimas, según ha informado en un comunicado la Policía Municipal, que procedió a su detención el pasado lunes.
El arresto se produjo después de que servicios municipales detectaran "unos comportamientos preocupantes" en el sospechoso y dieran aviso al Departamento de Seguridad Ciudadana para realizar las pertinentes investigaciones.
Este mes de febrero un trabajador de un centro cívico sorprendió a un joven "en actitud sospechosa" con dos menores. El adulto fue expulsado del centro y se pusieron los hechos en conocimiento de la Guardia urbana.
A partir de ese momento, comenzó una investigación en coordinación con otros servicios municipales y se concluyó que el varón, de 21 años, solía frecuentar diferentes zonas del barrio de El Pilar a las que acudía un buen número de menores y que, presuntamente, había agredió sexualmente a uno de ellos, y abusó de otros cuatro.
Hasta el día de hoy, cinco de ellos, acompañados de sus padres, ya han presentado denuncia y se sospecha que hubiera, al menos, otras dos víctimas, por lo que continúan las investigaciones.
DINERO Y REGALOS
El detenido, que se ganaba la confianza de los menores ofreciendo dinero y regalos para abusar de ellos, fue puesto a disposición judicial ayer por la tarde y la jueza decretó su ingreso en prisión provisional.
El Ayuntamiento, además de las medidas de seguridad que ha adoptado en este caso, ha ofrecido todos sus servicios, tanto a los menores como a sus familias y va a seguir trabajando para que estos hechos no se produzcan y en caso de que sucedan, responder con la máxima diligencia.