Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inician las autopsias a los restos mortales hallados en el lugar del accidente de avioneta en Cuenca

Desde primera hora de este lunes se está practicando en las instalaciones del Instituto de Medicina Legal de Cuenca las autopsias a los restos humanos hallados en el Cerro de los Rabadanes de Cuenca tras el accidente de avioneta, según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.
Las mismas fuentes han precisado que varios miembros del equipo del mencionado Instituto se encuentran realizando también diversas pruebas forenses.
La Guardia Civil apunta a la muerte de cuatro personas, barajando que sean miembros de la misma familia, y señalan que la causa del accidente podría ser el impacto de un buitre contra la aeronave siniestrada.
Las víctimas mortales son el constructor leonés, Rogelio F.A. y su hija Elisabeth. Ambos salieron del aeródromo de Muchamiel, en la provincia de Alicante, con dirección a Pajares de los Oteros, en León, donde el piloto era propietario de un aeródromo, según expresaron a Europa Press vecinos del fallecido.
Además, se teme que los otros dos fallecidos sean la mujer del constructor y su otra hija. Los cuatro integrantes de esta familia habrían viajado hasta Alicante para adquirir un vehículo, con la inicial intención de regresar dos de ellos en el turismo y otros dos en avioneta, han expresado las mismas fuentes vecinales.
INVESTIGANDO LAS CIRCUNSTANCIAS
Por otra parte, según confirma la Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca, se siguen investigando las circunstancias que rodean al siniestro "tanto en zona, como fuera".
Añaden estas fuentes que "hay que hacer comprobaciones y averiguaciones" como resultado de las cuales, los investigadores deben presentar informe para dar parte de sus actuaciones al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cuenca, que abrió diligencias previas tras el accidente.