Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Instituciones Penitenciarias "suspende cautelarmente" a los dos funcionarios de prisiones acusados de cohecho

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha confirmado este lunes en Algeciras (Cádiz) que los dos funcionarios de prisiones acusados de un presunto delito de cohecho, y que prestaban sus servicios en Puerto III y en un centro de inserción social de Jerez, "han sido suspendidos cautelarmente" por parte de Instituciones Penitenciarias.
En su atención a los periodistas tras firmar un convenio con la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) relacionado con la seguridad en el río Guadarranque, Martínez ha querido ser "prudente", apuntando que "tenemos que ser respetuosos con la investigación que lleva a cabo el juzgado".
No obstante, en clave interna, ha indicado que "en Instituciones Penitenciarias, al igual que en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, el régimen disciplinario es muy estricto", si bien ha aclarado que "siempre prima la investigación judicial".
Así, ha apuntado que las medidas que se adoptan con estos dos funcionarios son, por ahora, "cautelares" y consisten en su suspensión "en tanto en cuanto se diriman las posibles responsabilidades penales", insistiendo en este punto en que "debe primar la investigación penal".
Como se recordará, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias informaba este fin de semana de que ha abierto una investigación interna al hilo de la detención de dos funcionarios de prisiones. Con dicha investigación se busca comprobar el buen funcionamiento de tratamiento de los centros penitenciarios afectados por este caso.
Según adelantaba el 'Diario de Cádiz', estos dos funcionarios de prisiones habrían extorsionado a reclusos a cambio de lograr el tercer grado. Asimismo, señalaba que hay otras 21 personas investigadas, principalmente reclusos, bien por haber sufrido presuntamente estas prácticas delictivas o como testigos de las mismas.