Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Instituto de Medicina Oncológica y Molecular pone en marcha un vanguardista tratamiento del cáncer

El servicio de radioterapia, que cuenta con un acelerador lineal de última generación, estará operativo a partir de mediados de noviembre
El Instituto de Medicina Oncológica y Molecular de Asturias (Imoma) del Centro Médico pone en marcha un vanguardista tratamiento del cáncer ampliando sus servicios con una unidad de radioterapia que cuenta con un acelerador lineal de última generación único en España.
De hecho, según han explicado los profesionales del centro, equipos similares solo existen en algunas de las instituciones internacionales más prestigiosas. De este modo, han destacado la relevancia de que en Asturias se pueda disponer de tecnología punta sin necesidad de marcharse fuera.
Este miércoles se ha inaugurado el servicio con la presencia del presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, aunque no estará operativo hasta la segunda quincena de noviembre. La previsión del centro privado es atender a unos 500 pacientes al año.
Como principales características de este novedoso sistema de radioterapia 'Truebeam STx powered by Novalis' está el tratamiento de tumores en movimiento, como los de pulmón o próstata. Asimismo, entre sus ventajas destaca su gran precisión y exactitud; sus sistemas de control para proteger durante el tratamiento los órganos y tejidos sanos que limitan con el tumor; y su rapidez, hasta seis veces mayor que la de los aceleradores convencionales.
El director de la Unidad de Oncología Clínica del Imoma, Rubén Cabanillas, ha resaltado que el servicio de radioterapia cuenta con un acelerador lineal "único en sus características", que es "muy versátil" para cualquier tipo de tratamiento, pero especialmente útil para los tratamientos complejos que exigen "alta precisión en órganos de riesgo como base del cráneo, próstata, cabeza y cuello, entre otros".
"Los siguientes pasos ahora son seguir desarrollando el laboratorio de medicina molecular; seguir incorporando estudios en genómica, analizando todo el genoma del paciente en lugar de ir gen a gen; y en radioterapia, contemplar la posibilidad de adquirir un segundo acelerador", ha señalado.
Así, Cabanillas ha apuntado que el proyecto del Imoma es "a medio y largo plazo", aunque los objetivos de desarrollo de la actividad se podrán consolidar en los próximos tres años.
El Instituto de Medicina Oncológica y Molecular de Asturias (Imoma) es una institución médica con tres años de trayectoria participada por el Grupo Masaveu, que controla el 66 por ciento, y por la entidad bancaria Cajastur (33%), con el objetivo principal de prevenir, diagnosticar y tratar el cáncer.