Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Instituto Nacional de Toxicología determinará si los restos hallados el domingo son del marinero gallego desaparecido

El Instituto Nacional de Toxicología determinará si los restos encontrados el pasado domingo en el entorno del pecio del 'Santa Ana', el buque que naufragó en las inmediaciones del Cabo de Peñas el pasado 10 de marzo, pertenecen al marinero gallego desaparecido. El Instituto de Medicina Legal de Oviedo realizó este lunes unas pruebas pero no pudo llegar a determinar si pertenecían a Manuel Tajes, el único de los nueve tripulantes cuyo cuerpo aún no había sido rescatado.
La prueba recogida por los buzos de Salvamento Marítimo es muy pequeña y en el primer examen se pudo determinar casi con toda probabilidad que se trataba de huesos humanos, pero no su identidad. Se decidió enviar a Madrid para una análisis más exhaustivo, según han informado este martes a Europa Press fuentes cercanas al caso. Estas pruebas pueden demorarse durante varios días, incluso semanas.
El buque Santa Ana naufragó en la madrugada del 10 de marzo tras haber salido del puerto avilesino a faenar en la campaña de la xarda. En un primer momento se rescató a Manuel Simal, el único superviviente del suceso, y dos cadáveres.
En sucesivas jornadas se encontraron otros cuatro cuerpos en el interior del barco. El 28 de marzo se encontró un cadáver de la tripulación en la playa de Suances (Cantabria).
Ahora el Instituto Nacional de Toxicología tratará de determinar si los restos encontrados el pasado domingo corresponden a los del gallego Tajes, el último de los marineros desaparecido.