Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Intensifican la campaña preventiva ante el aumento de casos de dengue en Paraguay

Hasta ahora los casos presentados son del tipo clásico o benigno de la enfermedad. EFE/Archivotelecinco.es
Las autoridades sanitarias de Paraguay anunciaron hoy que intensificarán las campañas de prevención contra el dengue ante el aumento de los casos, más de cien en lo que va de año, en su mayoría en el departamento de Concepción, noreste del país, en la frontera con Brasil.
"El problema principal está en Concepción, ahí encontramos que la fuente de transmisión son los recipientes de recolección de agua de las comunidades que no tienen agua potable", afirmó la ministra de Salud, Esperanza Espinoza.
La ministra dijo a periodistas que la gente "acumula agua en recipientes tanto para beber, cocinar o bañarse, porque asocia al mosquito con la suciedad y no con el agua limpia, donde se procrea" y precisó que el objetivo de la campaña es revertir ese hábito.
Por su parte, el director de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud, Iván Allende, precisó a Efe que hasta hoy se han reportado cien casos del mal, transmitido por el mosquito "aedes aegypti", con un brote epidémico en la localidad de Yby Yaú, en Concepción, 350 kilómetros al norte de Asunción.
El epidemiólogo señaló que otro factor de la alta infestación en esa región es que los pobladores arrojan neumáticos en desuso en la vía pública, lo que constituye "un gran criadero del mosquito" en esta época de lluvia y de elevadas temperaturas.
Allende advirtió que esos factores podrían contribuir a que la situación se agrave, aunque aseguró que el fenómeno está bajo control, a diferencia de lo que ha ocurrido en el pasado reciente.
"Hemos tenido epidemias de gran magnitud y bien recordadas, sobre todo las de 2006 y 2007. La otra gran epidemia fue en 2000, cuando se estimaron en alrededor de 300.000 casos y en este momento no estamos en esa situación", enfatizó el funcionario.
Hasta ahora los casos presentados son del tipo clásico o benigno de la enfermedad, que tiene una etapa aguda con fiebre, dolores musculares y abdominales, pérdida de apetito, náusea, o manchas de piel y se cura sin secuelas en una semana de evolución, según el experto.
Explicó que en la variante más severa "puede aparecer vómito, diarrea, caída de la tensión arterial, hemorragia y edema, que pueden llevar a un estado de shock".
Allende sostuvo que cinco infectados en Asunción han sido importados de Bolivia, es decir de personas que han viajado al vecino país, donde los casos suman cerca de 9.000 y la variante más peligrosa se ha cobrado ya seis vidas en lo que va de año.
En 2008 se registró en Paraguay un brote epidémico con 18 enfermos de la variante benigna en todo el país, mientras que en 2007 la epidemia de ese mal se cobró la vida de 17 personas de un total de 27.000 contagios.