Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior dice que la reforma de la Ley de Extranjería pretende dar seguridad jurídica a una práctica de hace una década

Fernández Díaz insiste en que no es lo mismo la devolución en caliente, "que es ilegal", que el rechazo en frontera
El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que la reforma de la Ley de Extranjería planteada por el PP en el Congreso, a través de una enmienda a la Ley de Seguridad Ciudadana, pretende dar seguridad jurídica a una práctica que se desarrolla en España desde 2005 en el perímetro fronterizo de Ceuta y Melilla.
En declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso y preguntado por este asunto, Fernández Díaz ha explicado que la Guardia Civil tiene encomendado por ley la custodia de las fronteras españolas y, con ello, intentar que ni personas, ni mercancía, entren en España de manera ilegal, aplicando "un concepto operativo de 'rechazo en frontera' y no de 'devolución en caliente', que es ilegal" desde la crisis fronteriza de Ceuta y Melilla de hace una década.
Así, ha precisado que este concepto "no estaba tipificado o regulado de manera explícita en la ley" y lo que se hace con esta enmienda es incluir una disposición adicional en la Ley de Extranjería para que la Guardia Civil, mientras protege las fronteras, "lo haga con plena cobertura jurídica".
"Se le da cobertura jurídica al concepto operativo de 'rechazo en frontera' que utiliza la Guardia Civil por mandato legal desde 2005", ha explicado, un aspecto que cree que "incluso la UE" hubiera pedido a España que regulase.
"Niego la mayor", ha sentenciado el titular de Interior preguntado por si es lo mismo una 'devolución en caliente' que 'un rechazo en frontera'. "No se puede legalizar algo que es ilegal", ha insistido.
LA LEY TIENE QUE RESPONDER A LA REALIDAD
A su juicio, había que recoger también esta práctica en la legislación ya que la valla fronteriza vive una situación peculiar respecto al control de fronteras que puede ejercerse sobre un aeropuerto como el de Madrid o el de Barcelona. "La ley tiene que responder a la realidad del asunto", ha apostillado.
Preguntado por el incidente de febrero, cuando una quincena de inmigrantes murieron al intentar alcanzar a nado la costa española, Fernández Díaz ha subrayado que la ley no puede entrar en todas las casuísticas, al tiempo que ha advertido de que el control y el rechazo en frontera es "compatible" con los principios humanitarios.
"Si eso lo aplicamos a la mar, ahí lo que hace la Guardia Civil, en lugar de entrar en la mar, que significa un riesgo para su integridad física importante, lo que hace es esperar a que se consume la actuación ilegal de entrar, porque una vez estén en la playa su integridad física no corre ningún riesgo, y en ese momento se les devolvía", ha señalado.
En concreto, el texto de la enmienda 'popular', que el PP quiere que figure como una disposición adicional relativa al 'Régimen especial de Ceuta y Melilla' en la Ley de Extranjería vigente, señala lo siguiente: "Los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta y Melilla, intentando el cruce no autorizado de la frontera de forma clandestina, flagrante o violenta, serán rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España".