Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior advierte en Washington de que el uso de 'smartphones' facilita una pornografía infantil "a la carta"

El secretario de Estado de Seguridad señala la importancia de la cooperación internacional contra delitos cometidos a través de Internet
El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, participó el martes en Washington en la Conferencia bianual de la Alianza Global Contra el Abuso Infantil en Internet, donde advirtió de que el uso generalizado de 'smartphones' facilita una pornografía infantil "a la carta".
Durante la Conferencia, en la que participan 48 países y con la que se pretende dar una respuesta eficaz, coordinada y contundente a ese tipo de delitos, Martínez destacó que el abuso sexual a menores en Internet es un problema que afecta a todos los países, que no entiende de fronteras y que se trata de "una de las pandemias más agresivas y virulentas" del siglo XXI, según ha informado el Ministerio del Interior en una nota de prensa.
Según un informe publicado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito el pasado mes de marzo, el material de abuso sexual, especialmente de menores de diez años, se ha incrementado en un 70 por ciento entre 2011 y 2012. Además, un 75 por ciento de las víctimas que aparecen en el informe son niñas y cada vez más jóvenes.
El secretario de Estado de Seguridad explicó que la proliferación de los 'smartphones' está contribuyendo al incremento de riesgos en la Red. Por una parte, facilitando una pornografía infantil "a la carta", en la que los pedófilos demandan a las redes criminales la edad, raza o sexo de las víctimas o el contenido de las imágenes y, por otra, la emisión en directo de los abusos gracias a los teléfonos y tabletas con grabación de vídeo.
Según Martínez, el ciberespacio ha abierto un escenario desconocido de oportunidades y amenazas que no puede ser abordado sólo desde un punto de vista local, sino que hace falta una visión integral. Por tanto, "esta Alianza Global es una herramienta fundamental de avance y cooperación hacia la erradicación del abusos sexual de menores en Internet", afirmó.
En su opinión, esa iniciativa ayudará a superar los obstáculos transfronterizos, fortalecer los vínculos policiales, armonizar las legislaciones y, sobre todo, "lanzar un mensaje de contundencia y firmeza frente a cualquier tipo de violencia ejercida contra los menores, ya sea a través de las redes o fuera de ellas".
Como ejemplo de cooperación, el secretario de Estado de Seguridad hizo referencia a dos operaciones internacionales recientes que se han liderado desde España: la operación Selfie y la operación Downfall. Gracias a la colaboración de las empresas internacionales de Internet, se detuvo a una veintena de personas dedicadas a la producción y distribución online de vídeos pornográficos y se identificaron varios foros anónimos de pederastas.
IMPLICACIÓN DE LOS PADRES
No obstante, Martínez indicó que la colaboración policial y entre las empresas de Internet no es suficiente para luchar contra esta actividad delictiva. Por ello, insistió en la necesidad de que los padres y los formadores se impliquen de lleno explicando a los menores los riesgos que existen en la Red con el objetivo de evitar que caigan en prácticas peligrosas.
En este contexto, señaló que el Gobierno de España, a través del Ministerio del Interior, ha lanzado varias campañas de sensibilización, entre las que destacó el Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar. En un periodo de seis meses, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han impartido en el marco de este Plan más de 26.000 charlas informativas a menores, padres y profesores sobre la seguridad en Internet y la prevención del acoso.