Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior asegura que se pondrán todos los medios necesarios para que el contagio "no vaya a más"

Fernández Díaz incide en que hubiera sido un Gobierno "indigno" si dejaba a los misioneros repatriados "abandonados a su suerte"
El Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha tildado este miércoles en Gijón de "conveniente y necesario" la creación de un Comité para coordinar a las instituciones en la lucha contra el ébola anunciada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de forma que se puedan coordinar todos los servicios para hacer frente al ébola tras el primer contagio en España. "Se pondrán todos los medios necesarios para que ese contagio no vaya a más", ha asegurado.
"Ante todo y sobre todo en estos momentos conviene mantener la calma", ha aconsejado. Así lo ha indicado a los medios de comunicación antes de asistir a una exhibición de la nueva lancha de la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón, Río Navia, en la bahía gijonesa, acompañado, entre otros, del delegado de Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo, y de la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, así como del máximo responsable de la Guardia Civil en Asturias, el coronel Juan Bautista Martínez-Raposo.
Ha señalado, en este sentido, que lo que corresponde es transmitir una imagen de "serenidad" y no generar "alarma social". Asimismo, ha apuntado que lo que hay que hacer es averiguar qué es lo que pudo fallar en su caso en el protocolo de seguridad que se había establecido para intentar impedir el contagio del ébola y poner las medidas que sean necesarias para controlar los riesgos que se deriven de esta situación.
Preguntado por si en puertos como el de El Musel de Gijón sería conveniente establecer medidas especiales, ha señalado que si se tiene "la más mínima duda" de que es conveniente se va a hacer. "Adoptaremos todas las medidas que sean necesarias para prevenir y garantizar la seguridad de la población", ha recalcado, a lo que ha enfatizado que España cuenta con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo.
Respecto al ingreso con fiebre de una nueva auxiliar de enfermería que trabajó en el equipo que atendió a los misioneros, ha dicho desconocer si acudió ella misma al centro hospitalario o formaba parte del grupo de control de la mujer contagiada, compañera de esta.
Pese a ello, ha insistido en que "no hay motivo para generar una alarma". Según él, se ha producido por desgracia algo que se podía producir si algo fallaba en el protocolo establecido para garantizar que el ébola no se transmitiera y ahora de lo que se trata es de averiguar qué es lo que ha sucedido para después adoptar las medidas.
Ha recordado, en este sentido, que la ministra de Sanidad, Ana Mato, ha pedido comparecer a petición propia en el Congreso de los Diputados para dar cuantas explicaciones sean necesarias, a lo que ha unido el Comité de Coordinación anunciado por Rajoy.
Asimismo, ha defendido el que se hubiera repatriado a los misioneros, "compatriotas españoles que estaban entregando su vida por los más pobres entre los pobres, por los más desfavorecidos entre los más desfavorecidos". Es más, ha asegurado que si no lo hubieran hecho hubieran sido "un Gobierno indigno, porque habrían dejado abandonado a su suerte a personas que han llevado la solidaridad humana al extremo de entregar su vida", ha recalcado.