Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior aboga por la "prudencia" y "confiar" en las autoridades griegas ante el caso de los bomberos detenidos

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha abogado este viernes por tratar "con mucha prudencia" lo sucedido con los bomberos sevillanos detenidos en Lesbos (Grecia) por la Guardia Civil Costera cuando socorrían a refugiados, así como por "confiar en las autoridades griegas", y ha garantizado que desde España se está prestando "la asistencia diplomática que nuestras leyes y nuestro ordenamiento jurídico permiten en estos casos".
De esta manera, y a preguntas de los periodistas este viernes en Sevilla, Martínez ha señalado que "los representantes diplomáticos y consulares de España están haciendo lo que les corresponde en el ámbito de sus competencias, que es estar en contacto con estas personas y hacer la necesaria asistencia que se debe prestar en hechos como éste fuera de España", y así lo están efectuando "la embajada y el consulado competente".
A partir de ahí, según ha agregado, "debemos esperar a que se vayan esclareciendo los hechos y mantener la confianza en que las autoridades griegas pongan de manifiesto cuáles son los hechos, las acusaciones que formulan".
En esa línea, el secretario de Estado ha apuntado que "todos los procedimientos en los que hay una imputación de hechos aparentemente delictivos se tienen que tratar con mucha prudencia porque a medida que avanza el tiempo esos hechos se matizan, se aclaran".
Por ello, y "mucho más cuando han sucedido fuera" de España, el representante del Gobierno ha optado por no pronunciarse "sobre estos hechos", porque lo que, a su juicio, debe hacer es "confiar en las autoridades griegas y manifestar que la representación diplomática española está para asistir a los españoles en el exterior en las distintas situaciones en las que se encuentran, y siempre dentro de las competencias que nos da el ordenamiento jurídico".
"Por eso no debo valorar la calificación jurídica de esos hechos y las imputaciones que realicen autoridades de otro país, y debo mantener la máxima prudencia", ha concluido Francisco Martínez.