Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos se celebra mañana

Este domingo 19 de junio se celebra por primera vez el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos con el objetivo "de concienciar sobre este flagelo y honrar a las víctimas y los supervivientes" de la violencia sexual en todo el mundo y "rendir homenaje" a los que luchan por erradicar estos crímenes, según informa la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
El organismo internacional eligió esta fecha hace un año para conmemorar la resolución del Consejo de Seguridad del 19 de junio de 2008 cuando este órgano condenó la violencia sexual como una práctica de guerra y un "impedimento a la construcción de la paz".
La violencia sexual relacionada con los conflictos no sólo abarca las violaciones, la esclavitud sexual o la prostitución forzada sino también los embarazos forzados, la esterilización forzada y cualquier otro acto de grave violencia sexual contra mujeres, hombres o niños con vinculación "directa o indirecta y temporal, geográfica o causal con un conflicto".
En palabras del Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, la violencia sexual es una estrategia deliberada utilizada "para desgarrar el tejido social, controlar e intimidar a las comunidades y expulsar a las personas de sus hogares". A pesar de los "avances claros logrados", Ki-Moon señala que es "sumamente preocupante" su uso como "táctica terrorista" y pide la liberación inmediata de las personas secuestradas, así como "cuidados y apoyo a las que regresen, pues pueden sufrir aislamiento social y depresión", haciendo referencia a las 200 niñas secuestradas en Nigeria por el grupo islamista Boko Haram.
El secretario de la ONU recuerda que los profesionales sobre el terreno estiman que por cada violación denunciada en relación con un conflicto, "hay entre 10 y 20 casos que quedan sin documentar". "Debemos seguir abogando por todos aquellos, mujeres, niñas, hombres y niños, cuyos cuerpos se consideran botín de guerra desde hace ya demasiado tiemp", concluye.
MUJERES Y LA VIOLENCIA
La agencia de Naciones Unidas para la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, ONU Mujeres, ha lanzado un mensaje para conmemorar este Día Internacional, donde recuerdan tres "casos históricos" de este año que demuestran que la conexión entre la justicia para las mujeres y su participación y liderazgo directo en asuntos judiciales "dista mucho de ser nueva".
El primer caso tuvo lugar en Guatemala en el mes de febrero cuando un tribunal nacional condenó a dos ex oficiales militares por cometer violencia sexual durante la guerra civil del país. Fue la primera vez en la historia del mundo que un tribunal nacional imputaba cargos de esclavitud sexual durante un conflicto. Un mes después, la Corte Penal Internacional (CPI) dictó su primera condena por delitos sexuales y de género, con un tribunal íntegramente femenino, contra el ex Vicepresidente congoleño Jean-Pierre Bemba. Y en mayo, las Salas Africanas Extraordinarias del Senegal condenaron al ex Presidente del Chad, Hissène Habré, por crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad, que incluían la violación y la esclavitud sexual.
ONU mujeres destaca que estas condenas han sido posibles gracias al grupo de especialistas Justice Rapid Response que trabajan para garantizar que las sobrevivientes de violencia sexual durante los conflictos "reciban un trato digno y que sus voces sean escuchadas para que se haga justicia". A pesar de que la violencia sexual es una realidad generalizada y "devastadora" en demasiados de los conflictos actuales, "es reconfortante comprobar que se están adoptando medidas para garantizar la rendición de cuentas por esos actos".