Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Intervienen 14 nidos con 48 crías de aves expoliadas del medio y que estaban a la venta en Internet

La Guardia Civil ha intervenido 14 nidos con 48 crías vivas de jilguero, verderón, verdecillos y pardillos que fueron expoliados del medio natural y que habían sido puestas a la venta en portales de Internet.
Estas aves se encuentran registradas en el Convenio Berna relativo a la Conservación de la Vida Silvestre y del Medio Natural de Europa, en su anexo III, hallándose prohibida en todo caso la destrucción o recolección de nidos, más aún en período de crianza.
Las actuaciones se llevaron a cabo cuando los agentes tuvieron conocimiento de la puesta en venta a través de diversos portales de Internet de varios nidos de crías de pájaros por un precio de unos 20 euros cada polluelo, según han informado desde la Guardia Civil a través de un comunicado.
En dichas intervenciones, realizadas en el municipio malagueño de Vélez-Málaga y en varios puntos de la capital, fueron identificados diversos individuos que pretendían vender nueve nidadas con 30 crías de jilguero, dos nidos con ocho crías de verderón, otras dos nidadas con seis crías de verdecillos y un nido con cuatro pardillos, todos ellos crías de apenas diez días de vida.
Además, ninguno de los identificados poseía documentación que amparase la tenencia o procedencia legal de las crías, ya que manifestaron todos carecer de las mismas y reconocieron que los habían expoliado del medio natural, exceptuándose cuatro jilgueros que se encontraban indebidamente anillados por un criador federado.
Los especimenes aprehendidos fueron entregados a criadores colaboradores para garantizar la supervivencia de los ejemplares, siendo previamente alimentados e hidratados por los propios agentes dado su precario estado de salud.
Los agentes formularon varias denuncias a la Ley 8/2003, de 28 de octubre, de la Flora y Fauna Silvestres de Andalucía las cuales han sido remitidas a la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en la provincia de Málaga. En la actuación han participado componentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Málaga.