Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigadores de IMO e IDIBELL se unen para identificar nuevos genes de distrofias de retina

La Fundación del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) y el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) han puesto en marcha un proyecto de investigación básica conjunta para identificar y caracterizar funcionalmente nuevos genes implicados en las distrofias de retina, un grupo de enfermedades hereditarias y consideraras 'raras' que afectan a la visión.
Los implicados esperan de la investigación "que permita dar un paso adelante en el diagnóstico genético de las distrofias de retina y contribuir a un mayor y mejor conocimiento de las bases moleculares de estas patologías. Este logro resultaría esencial para el diseño y aplicación de las inminentes terapias génicas". Según los expertos, "estas son las próxima generación de tratamientos". Para preparar a los pacientes candidatos a dichas terapias, "el requisito previo imprescindible es identificar los genes responsables que hay detrás de cada patología, aunque muchos de ellos todavía no se conocen".
Con el nuevo proyecto, "se abre la puerta a identificar nuevos genes vinculados a las distrofias de retina, así como nuevas mutaciones en los ya descritos, algo crucial para establecer correlaciones genotipo-fenotipo y estimar de manera fiable la severidad y el pronóstico de la enfermedad en cada caso", ha explicado la coordinadora del Departamento de Genética de IMO, la doctora Esther Pomares.
De esta secuenciación a gran escala se va a encargar el equipo de IDIBELL a partir de las muestras de ADN de cincuenta familias preseleccionadas por IMO, actualmente en fase de reclutamiento. En estas familias ya se han descartado las mutaciones conocidas y, en la mayoría de casos, todos los genes de distrofias de retina (genes DR), por lo que al "finalizar el proyecto se espera poder proporcionarles un diagnóstico genético definitivo", han afirmado.
La siguiente fase que el equipo tiene planeado, en el laboratorio de biología molecular de IMO, será la verificación de las variantes, los estudios de cosegregación familiar y los análisis 'in vitro' e 'in vivo' para caracterizar los nuevos genes candidatos, lo que hará posible determinar su función en la célula y, por tanto, conocer nuevos mecanismos implicados en la patología para facilitar su comprensión. Esta característica funcional será la última etapa del estudio, que ha contado con la incorporación de dos nuevas investigadoras al equipo de genetistas de la Fundación IMO.
Los investigadores principales del proyecto son el director médico de IMO y pionero en la fusión entre oftalmología y genética de España, el doctor Borja Corcóstegui, y el directo del programa de Epigenética y Biología del Cáncer de IDIBELL, el doctor Manel Esteller. Además, cuenta con el patrocinio de la Fundación Privada CELLEX.
PRECEDENTES
"Se estima que menos del 25 por ciento de los pacientes son portadores de mutaciones previamente descritas, ya que muchos presentan variantes patogénicas propias y exclusivas de su familia. En la mayoría de casos, estas nuevas variantes se identifican en los genes DR ya identificados, aunque cabe destacar que entre el 30 y el 40 por ciento de las familias quedan pendientes de diagnosticar por presentar mutaciones en genes desconocidos hata la fecha o no relacionados con esa distrofia de retina en concreto", ha explicado Pomares.
Para llenar ese vacío, la Fundación IMO puso en marcha en 2014 un proyecto orientado a analizar conjuntamente los más de 200 genes Dr en familias con alguna de esas enfermedades, a fin de establecer nuevas relacions gen-patología. Gracias a investigaciones como esta, el porcentaje de casos en los que no se logra hallar la causa genética se reduce hasta el 25 por ciento, "si bien es cierto que existe una gran variabilidad en el éxito del diagnóstico genético en función de la patología y del tipo de herencia", ha apuntado la doctora Pomares.
"Esta estrategia de análisis simultáneo ha contribuido a aumentar la eficacia del diagnóstico genético, aunque también nos ha permitido comprobar que entre los 200 genes DR descrios a día de hoy no se encuentra la explicación de todas las familias afectas de distrofias de retina", ha añadido.