Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigan al anestesista de Eluana Englaro por hacerle fotos poco antes de morir

El caso de Eluana Englaro desató la polémica sobre la eutanasia en la sociedad italiana. La mujer de 38 años falleció el pasado 9 de febrero, un días después de suspendersele la alimentación.telecinco.es
La Fiscalía sospecha que Amato De Monte pudo cometer el delito de inobservancia del procedimiento dictado por la autoridad, según publica este miércoles los más importantes periódicos italianos. De Monte, que guió el equipo que interrumpió la alimentación y la hidratación de Eluana, en estado vegetativo durante 17 años, ha recibido de manos de la policía una notificación emitida por la fiscalía.
Según la hipótesis de los investigadores, De Monte habría sacado algunas fotos de Eluana pese a la prohibición del protocolo legal decretado por los jueces de Milán, que vetaron el uso de cámaras de fotos o aparatos de grabación en la habitación donde estaba la mujer.
El abogado de Da Monte, Giuseppe Campeis, explicó que las fotos, de carácter clínico, se obtuvieron para testimoniar la ejecución del protocolo y que las reglas sobre privacidad fueron introducidas por la familia Englaro en el protocolo de actuación para proteger a la mujer respecto a terceros. Estas imágenes han sido entregadas a la familia.
Fotografías incautadas
La periodista de la cadena pública italiana Rai Marinella Chirico y el fotógrafo Francesco Bruni también están siendo investigados por las fotos tomadas a Eluana durante su estancia en la clínica donde murió. Chirico y Bruni, que entraron en la habitación de Eluana a petición de la familia Englaro, están siendo investigados por haber cometido presuntamente el mismo delito que el anestesista De Monte.
Este miércoles, la Policía italina se ha desplazado hasta el domicilio de Francesco Bruni donde el fotógrafo les ha entregado las fotos de Eluana. Además de las imágenes de Bruni, también sacó fotos a la joven en estado vegetativo el anestesista De Monte que ya las ha entregado a la familia Englaro.
Por su parte, la periodista Marinella Chirico ha declarado que las fotos fueron hechas "para documentar de modo inequívoco el estado físico de la mujer" y poder así contrarrestar los comentarios "falsos e inaceptables" que se hacían en Italia sobre sus condiciones.
Estrategia de comunicación
Hace dos semanas se hizo público que el fotógrafo y publicista italiano Oliviero Toscani quiso fotografiar a Eluana Englaro, y afirmó, en una entrevista publicada en el diario 'La Repubblica', que era necesario documentar esa realidad que, gracias a la tecnología, mantiene "intubados en los hospitales" a los muertos. Toscani dijo que el padre Eluana, Giuseppe Englaro, se equivocó en su "estrategia de comunicación" por haber difundido una foto de su hija cuando tenía 21 años, sonriendo a la cámara, pero la mujer murió con 38 años y afectada por las consecuencias de su prolongado estado vegetativo.