Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigan el atropello mortal de una anciana por la Guardia Civil

La Guardia Civil está investigando el accidente registrado el pasado sábado en las calles de Madrid en el que uno de sus vehículos, cuando trasladaba a las dependencias de la Audiencia Nacional a un detenido de Segi, atropelló a una mujer de 84 años, que falleció horas después. No obstante, además de la Guardia Civil, la Policía Municipal investiga el accidente del que levantó atestado policial tras los hechos.
Fuentes de la Guardia Civil han precisado que el jefe de la unidad que se encargó del traslado de este detenido preguntará a los agentes que participaron en el mismo qué es lo que ocurrió para que tuviera lugar el accidente que costó la vida a la mujer.
De momento, lo que ha trascendido de fuentes de la Guardia Civil y de Emergencias Madrid es que el suceso tuvo lugar sobre las 16.45 horas en la confluencia de las calles Bravo Murillo y José Abascal.
El coche policial camuflado, que llevaba activadas las luces de emergencia, circulaba a gran velocidad por Bravo Murillo, hacia el sur, y al cruzar la confluencia con José Abascal se le cruzó un BMW que, según fuentes de la Benemérita, se saltó un semáforo en rojo.
Para esquivar a este vehículo, el coche policial hizo un giro brusco a la izquierda y se subió en la acera, en la que se encontraba una anciana de 84 años, que sufrió varios traumatismos, entre ellos, uno craneoencefálico severo. La mujer fue atendida por efectivos del Samur que la trasladaron al hospital Gregorio Marañón en estado grave, donde falleció poco después.
Tras el accidente, según fuentes de la Guardia Civil, el vehículo policial tuvo que ser retirado por la grúa ya que tenía las ruedas delanteras rotas y además el detenido que iba en el coche sufrió heridas leves en la cara por lo que fue trasladado a la Audiencia Nacional para que le examinara un forense. CGS