Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigan una posible "paliza" de vigilantes a un interno en un centro de menores

La Fiscalía de Menores de Badajoz investiga lo ocurrido en el Centro de Menores "Marcelo Nessi" de la ciudad, donde un menor fue "reducido" por vigilantes, que, según han denunciado sus padres, "le propinaron una paliza brutal" cuando estaba esposado.
Así lo ha asegurado hoy la consejera de Igualdad y Empleo, Pilar Lucio, a preguntas de los periodistas, sobre lo publicado hoy por el diario regional "Hoy", que además ha difundido un vídeo, donde se reflejaría que cuatro vigilantes del centro propinan una paliza a este joven cuando estaba esposado.
Según la consejera, la "reducción" del menor tuvo lugar el pasado día 28 de julio y es "un procedimiento habitual dentro del centro cuando hay algún caso de comportamiento que hay que reducir".
Ha señalado que se trata de un menor que cumple medidas judiciales en este centro y ha añadido que ya se transmitió a la dirección que "se habían excedido" en el protocolo que normalmente se lleva a cabo cuando hay que "reducir" a los jóvenes "por el comportamiento que están llevando".
Además, ha informado de que, ante este suceso, el centro ofreció "amparo" para cualquier cuestión que necesitase el joven, que denunció los hechos el 10 de agosto, una denuncia que el propio centro cursó a la Fiscalía de Menores y a los juzgados.
También ha dicho que se ha cursado la denuncia porque "hay unos hechos que hay que investigar", y ha agregado que a una de las personas que estuvo participando en esa reducción se le apartó del módulo en el que estaba el chico.
Ha añadido que cuando finalice la investigación "se tomarán las medidas oportunas" y ha pedido que "el asunto se trate con la máxima cautela porque estamos hablando de menores con un especial riesgo y que están cumpliendo medidas judiciales".