Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los hermanos Afalah, del 11M al DAESH

Su ficha de adhesión al Estado Islámico era la pieza que faltaba para confirmar que Ismail Afalah se unió al ISIS en mayo de 2014. Nacido en 1989, residente en Madrid, conocimiento básico de la ley islámica, empleado de la industria farmacéutica. La ficha incluye sus pertinentes recomendaciones y una última observación: su hermano ejecutó las operaciones del metro de Madrid, se dice que fue mártir en Irak. Ese hermano mayor es efectivamente Mohamed Afalah, uno de los huidos del piso de Leganés en el que se inmolaron varios miembros de la célula que atentó en Madrid el 11 de marzo de 2004. Su hermano Ismail, que  tenía entonces 15 años encontró una década después en el ISIS la inspiración para seguir los pasos de Mohamed y viajar a siria a hacer la yihad. Allí habría muerto hace un año. Es cuando llamaron a su familia para informarles de su muerte. Lo cuenta su padre, que se derrumba al ver la foto de su hijo. Un padre resignado que no se explica por qué dos de sus hijos dieron ese paso, causando un profundo dolor en la familia. Dice este hombre -muy querido en su vecindario de Leganés- que eso es lo que se pregunta cada mañana para no volverse loco porque él se siente una víctima más.