Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Italia muestra su dolor por las trece fallecidas, siete italianas, en el accidente de Tarragona

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, y otras autoridades del país han mostrado su dolor por las trece víctimas del accidente de autobús registrado en la madrugada de este domingo 20 de marzo en Fregenils (Tarragona).
En un mensaje en su cuenta de Twitter, el jefe del Ejecutivo italiano ha afirmado que tiene "el corazón roto por las víctimas italianas y las otras jóvenes vidas destrozadas en el accidente en España".
Por su parte, el ministro de exteriores, Paolo Gentiloni, ha expresado sus condolencias también a través de la red social. "Terrible balance del accidente en Cataluña. Me uno al dolor de las familias", ha añadido.
"Profundo dolor por las jóvenes víctimas italianas y las otras estudiantes Erasmus muertas en Tarragona. Expreso mi cercanía a sus familias", ha expresado también en Twitter la presidenta de la Cámara de los diputados, Laura Boldrini.
Además de las siete italianas, hay dos estudiantes alemanas, una francesa, una rumana, una austriaca y una de Uzbekistán.
¿QUIÉNES SON LAS VÍCTIMAS?
La primera víctima italiana identificada fue Valentina Gallo. Según se desprende de medios italianos, Valentino era una joven de 22 años de Florencia, que estudiaba Economía y Finanzas. Llegó a Barcelona a mitad de enero para comenzar la beca erasmus. Se definía como amante de la música, del cine y del arte, así como buena cocinera en un anuncio para buscar piso en la Ciudad Condal. "Me gustaría encontrar a gente con la que compartir mis experiencias. Soy limpia, extrovertida pero respeto los espacios de los demás", escribió.
Elena Maestrini, de 21 años y nacida en Grosseto es otra de las víctimas mortales. Como Valentina, estudiaba Economía y residía en Barcelona desde hacía un par de meses. Sus familiares la describen en 'El Corriere de la Sera' como "una joven entusiasta, feliz de poder estudiar en el extranjero, llena de vida y simpática".
La tercera víctima identificada es Francesca Bonello, de 24 años, disfrutaba de su Erasmus en Barcelona, donde cursaba estudios de Medicina. Por su parte, Serena Saracino, de 23 años, era estudiante de Farmacia en la Universidad de Turín. Su familia no pudo contactar con ella durante la jornada del domingo y decidieron trasladarse de inmediato a Tarragona. Su padre reconoció el cadáver de la joven en el Hospital de Tarragona, según informa 'La Repubblica'. Habría cumplido 23 años el próximo 28 de marzo. "Era un ángel, con el cabello largo, muy estudiosa y obediente, algo difícil de encontrar hoy. Amaba Barcelona, pero le ha costado la vida y esto ha matado también a su madre y a su padre", ha expresado su padre.
Annalisa Riba estudiaba, como Serena, Farmacia en Turín. Eran amigas y viajaban juntas, pero ella tuvo mejor suerte. Resultó herida de gravedad en el accidente, pero avisó a sus padres por teléfono de que estaba viva.
Las otras tres víctimas de Italia son Elisa Valent, Lucrezia Borghi y Elisa Scarascia Mugnozza. Todas las jóvenes italianas tenían entre 22 y 25 años. Los familiares de las víctimas y los heridos, están desplazándose hasta Tarragona y continúan las labores de identificación, particularmente difíciles porque la mayor parte de los estudiantes a bordo del autobús siniestrado no llevaban consigo ningún tipo de documento personal.
A bordo del autocar viajaban viajaban 56 estudiantes de 14 nacionalidades. La mayor parte de los jóvenes dormían cuando sucedió el trágico accidente y algunos cambiaron de autobús al volver.
Los cadáveres han sido trasladados al Hospital de Tortosa, donde un grupo de psicólogos atiende desde ayer por la noche a las primeras familias que han llegado para reconocer los cuerpos. Los 34 heridos, en cambio, han sido trasportados a hospitales de la región.